Berlusconi critica la colonización israelí antes de su visita al país

  • El primer ministro italiano hará un viaje oficial de tres días al Estado judío

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, criticó la actividad colonizadora israelí de los territorios palestinos un día antes de iniciar una visita oficial de tres días al Estado judío. "La política de asentamientos de Israel podría ser un obstáculo para la paz. Me gustaría decir al pueblo y el Gobierno de Israel, como amigo, con la mano en el corazón, que persistir con esta política es un error", declaró el jefe del Gobierno italiano en una entrevista difundida ayer por el diario israelí Haaretz.

"Nunca será posible convencer a los palestinos de las buenas intenciones de Israel, mientras Israel continúe construyendo en territorios que deberían ser devueltos como parte de un acuerdo de paz", añadió. Asimismo, criticó la división interna palestina, que "debilita el poder de sus líderes para negociar y crea confusión" y señaló que sólo la reconciliación de las facciones palestinas puede dar lugar al reinicio de un genuino proceso de paz con Israel.

Berlusconi declaró que desde la jefatura del Gobierno ha modificado la política exterior de Italia para convertir a su país en "el mejor amigo de Israel en Europa" y aseguró que "Israel es parte de Europa. Pertenece a Occidente" y que su existencia e identidad "debe ser celosamente protegida".

En ese sentido, y en relación a la amenaza nuclear iraní, el primer ministro italiano señaló que se debe "vigilar de cerca a esos países que aparentemente están cerca de obtener armas nucleares y que quizás están cultivando el loco deseo de borrar Israel de la tierra".

Según él, la comunidad internacional no puede permitir que un país "cuyos líderes han declarado su deseo de destruir Israel y niegan el Holocausto como la existencia de un hogar nacional judío", tengan armas nucleares. En la entrevista, Berlusconi también reflexionó sobre la necesidad de que el Estado judío devuelva a Siria los Altos del Golán (ocupados tras la Guerra de los Seis Días, en 1967) y que Damasco deje de apoyar a organizaciones que no reconocen la existencia de Israel.

Respecto a los escándalos que le rodean, Berlusconi se declaró "víctima de la campaña mediática más agresiva y calumniosa jamás llevada a cabo contra un jefe de Estado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios