Bill Clinton recibe el alta médica

  • El ex presidente de EEUU fue intervenido de urgencia por un problema cardíaco. Sólo permaneció un día en el hospital tras serle implantados dos catéteres en una arteria.

Comentarios 2

El ex presidente estadounidense Bill Clinton ha recibido este viernes el alta médica, sólo un día después de ser sometido a una angioplastia en un hospital de Nueva York. Clinton, de 63 años de edad, salió del centro y podrá empezar a trabajar ya el próximo lunes, según declaraciones a la cadena NBC del médico responsable del ex presidente, Allan Schwartz.

A Clinton le fueron implantados el jueves dos catéteres en una arteria, después de que fuera ingresado por la tarde en el Columbia Presbyterian Hospital de Manhattan por un "malestar en el pecho". El pronóstico, dijo Schwartz, es "excelente". Clinton había sido sometido ya hace cinco años a una cirugía en el mismo hospital para instalarle un bypass cuádruple. Los cardiólogos decidieron colocarle dos stents o mallas extensibles en el interior de una arteria coronaria, dijo Band, que asegura que Clinton está "animado" y deseando reanudar su trabajo en favor de Haití.

El ex mandatario de EEUU fue nombrado el pasado año enviado especial del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para ayudar a la reconstrucción del empobrecido país antillano, y después del devastador terremoto del 12 de enero, le designó como coordinador de la ayuda internacional en favor de Haití. Tras conocer la hospitalización del ex mandatario estadounidense, Ban le envió "una nota escrita a mano deseándole una pronta recuperación y agradeciéndole el formidable trabajo que ha hecho en Haití en nombre de la ONU", dijo el portavoz del organismo internacional, Martin Nesirky. Band, por su parte, se refirió también al trabajo en las últimas semanas del ex gobernantes en su calidad de enviado especial de la ONU para Haití y coordinador de la ayuda internacional en favor del arrasado país caribeño, el más pobre de América.

El ex presidente Clinton "está animado y seguirá centrado en el trabajo de su Fundación y en el apoyo a Haití y la recuperación de ese país a largo plazo", aseguró su asesor Band. Bill Clinton ha mantenido en el último mes una intensa actividad relacionada con los esfuerzos de ayuda a los damnificados del terremoto en Haití, adonde ha viajado en dos ocasiones en calidad de enviado especial de las Naciones Unidas. Clinton, que fue presidente de EEUU desde 1993 a 2001, ordenó en septiembre de 1994, durante su primer mandato, una intervención militar en el país antillano para instaurar el orden democrático en ese país que durante 10 años había estado sin primer ministro. Durante sus dos mandatos, Bill Clinton demostró su interés en ayudar desde su posición al frente del Gobierno estadounidense a ese país y después, al dejar la Casa Blanca en 2001 ha ejercido una intensa actividad humanitaria desde la fundación que lleva su nombre en favor de ese país, mediante la recaudación de fondos y la canalización de inversiones para ayudar a su reestructuración.

El presidente de EEUU, Barack Obama, anunció el pasado 16 de enero la creación del Fondo Clinton-Bush para coordinar el envío de las ayudas de individuos y empresas al país caribeño y asegurar que se realice rápido y con seguridad. Obama encargó a Clinton y su sucesor en la Casa Blanca George W. Bush (2001-2009) coordinar esos objetivos. El ex presidente de EEUU tenía previsto presentar el próximo 17 de febrero una nueva petición de ayuda a la comunidad internacional para financiar las actividades de reconstrucción de Naciones Unidas.

Hillary Clinton conoció la situación de su esposo después de una reunión con el presidente de EEUU y a su término emprendió un vuelo hasta Nueva York para acudir a su lado en el hospital. Cuando el ex presidente de EEUU llegó a la Casa Blanca en 1992 se conoció su pasión por la comida rápida, sobre todo por las hamburguesas y los refrescos, y que a menudo visitaba, a veces con reporteros y asesores, uno de los restaurantes McDonalds cercanos a la residencia presidencial en Washington. Clinton tuvo que dar un giro radical a su vida cuando hace seis años le practicaron los cuatro desvíos coronarios en el mismo hospital en que ingresó este jueves y optó por una dieta baja en carbohidratos y con más proteínas, con la que adelgazó visiblemente pero que se consideró no adecuada porque no reducía su colesterol. "Mi vida ha cambiado", confesó el año pasado durante una entrevista con el diario The New York Times, en la que también reconoció que se tomaba las cosas "menos a pecho" y se sentía "más relajado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios