Mundo

Bulgaria recibirá este miércoles al primer grupo de gitanos de Francia

  • Sarkozy expulsará a un total de 41 búlgaros de los 700 ciudadanos que tiene previsto desterrar.

Comentarios 8

Bulgaria espera recibir este miércoles al primer grupo de gitanos búlgaros expulsados de Francia, que van a afrontar una vida difícil en su país, marcada por la pobreza y la discriminación social, según los grupos de defensa de esta minoría étnica.

Se espera que el grupo de 13 "romaníes" viaje en un avión desde París que aterrizará a las 16.10 en Sofía, desde donde proseguirán vuelo hacia Varna, en la a costa del Mar Negro, una de las ciudades con mayor número de población gitana, después de la capital Sofía y Plovdiv. En Varna se prevé su arribo hacia las 20.30.

En total serán 41 los ciudadanos búlgaros expulsados de Francia en las próximas semanas, de los 700 gitanos que París se ha propuesto repatriar (el resto son rumanos).

"Los gitanos que volverán a Bulgaria en las próximas semanas lo hacen de forma voluntaria y no han sufrido ninguna presión al tomar tal decisión", aseguró hoy el ministro de Exteriores, Nikolay Mladenov, en declaraciones a la emisora privada Nova TV.

En el censo de 2001 se cifran en unos 370.000 los gitanos que viven en Bulgaria, un número muy inferior al calculado por algunas ONG, según las cuales esa etnia representa, con entre 700.000 y 800.000 personas, cerca del 10% de la población del país balcánico.

Gran parte de ellos vive en condiciones miserables y sufre la discriminación social, comentó en Sofía Ilona Tomova, de la Academia de Ciencias Búlgara, investigadora especializada en la etnia gitana, que rechaza de plano la estrategia de París.

"No acepto los actos de Francia, un país símbolo de la democracia, que siga una política de discriminación étnica. La fórmula que aplica París es: 'devolvemos los gitanos simplemente porque son gitanos'", señaló.

La científica subrayó que los gitanos devueltos tendrán una vida muy difícil en su patria, donde ya han vendido sus casas y bienes para juntar los recursos que necesitaban para emigrar al extranjero en búsqueda de un mejor nivel de vida.

Otros, al no poder encontrarse trabajo, no podrán devolver los préstamos que han tomado de amigos y familiares para cubrir los gastos del viaje y de los primeros meses de vivir en extranjero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios