Cameron plantea extender a Siria los ataques aéreos británicos contra EI

El primer ministro británico, David Cameron, pidió ayer una mayor implicación de su país contra el Estado Islámico (EI), en una alusión clara a la posibilidad de que Londres extienda las operaciones aéreas contra los islamistas de Iraq a Siria. "Quiero que Reino Unido haga más", dijo en una entrevista con la televisión NBC al ser preguntado sobre si Londres quiere ahora participar en ataques aéreos contra la milicia islamista en territorio sirio. Cameron aseguró que, tome la decisión que tome, buscará el respaldo del Parlamento.

El legislativo británico rechazó la intervención en Siria en 2013 y su Ejército sólo tiene respaldo parlamentario para operaciones aéreas contra el EI en Iraq. En Siria se limita a apoyar los ataques de Estados Unidos con logística y vuelos de reconocimiento.

El debate se reactivó sin embargo tras conocerse el viernes que algunos pilotos británicos ya participaron en operaciones en Siria bajo comando estadounidense. "Sabemos que tenemos que vencer al EI, ya sea en Iraq o en Siria", dijo Cameron, que señaló su deseo de colaborar con Estados Unidos para "destruir al califato en los dos países".

Desde que 30 turistas británicos murieran en un atentado en Túnez el pasado 26 de junio, el gobierno está considerando extender sus operaciones a Siria y las declaraciones de ayer suponen las palabras más explícitas al respecto hasta ahora. Sin embargo, la intervención en Siria requeriría en realidad o la aprobación del gobierno de Damasco o una resolución de la ONU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios