La Casa Blanca plantea un déficit público récord de 1,5 billones de dólares en 2010

  • Recorta fondos en 120 proyectos, pero refuerza las medidas contra el desempleo.

Comentarios 1

El déficit público de Estados Unidos alcanzará en 2010 la cifra récord de 1,56 billones de dólares (1,12 billones de euros), lo que equivale al 10,6% del Producto Interior Bruto del país, según recoge el presupuesto fiscal de la Casa Blanca para el año fiscal 2011 (1 de octubre de 2010-31 de septiembre de 2011) que el presidente estadounidense, Barack Obama, ha remitido este lunes al Congreso.

En cualquier caso, el objetivo declarado de la política de Obama es salvar puestos de trabajo, por encima del control del déficit público. "Tenemos que poner en marcha de nuevo nuestra economía", afirmó el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs en rueda de prensa al ser preguntado si el principal objetivo de Obama es el empleo o el control del déficit.

El presupuesto incluye una partida de 100.000 millones de dólares (71.916 millones de euros) destinados a varias medidas para crear puestos de trabajo. Más concretamente, se destinarán 33.000 millones de dólares (23.730 millones de euros) para reducir los impuestos a las pequeñas empresas que amplíen sus nóminas y 7.000 millones de dólares (5.030 millones de euros) a programas educativos que ofrecen becas y la contratación de profesores de apoyo.

El empleo supera así en atención a otros ámbitos declarados como prioridades programáticas por Obama, tales como la lucha contra el cambio climático o la reforma sanitaria, dos iniciativas que se han topado con obstáculos en el Congreso.

Por otro lado, Obama planea ahorrar dinero recortando 120 proyectos, unas medidas que se espera que generen un ahorro de 20.000 millones de dólares para este mismo año.

Gasto militar

Una de las principales partidas, como en otras ocasiones, será el gasto militar, con 200.000 millones de dólares (143.600 millones de euros) sólo para los gastos de las guerras de Afganistán e Iraq.

Como novedad, Obama pedirá 33.000 millones de dólares (unos 23.737 millones de euros) este mismo año para financiar el envío de más tropas a Afganistán. La propuesta de presupuestos para el año fiscal 2010, revelada este lunes por la Casa Blanca, incluiría así financiación para los 30.000 militares adicionales para Afganistán anunciados en diciembre por Obama. Estos 30.000 efectivos se sumarán a los 68.000 militares estadounidenses que ya se encuentran desplegados en Afganistán.

El presupuesto para estas guerras planteado por Obama es ligeramente inferior al presupuesto real final para guerras de los dos últimos años de la era Bush, a pesar de que el actual presidente abogó durante la campaña electoral que le llevó a la Casa Blanca por poner fin a la guerra de Irak y es probable que choque por ello directamente con muchos de los congresistas demócratas que tanto reclamaron a Bush el fin de la guerra.

Estos gastos se compensan con recortes en otros importantes programas directamente ligados a la industria armamentística, como los de la agencia espacial estadounidense (NASA). El proyecto de presupuesto planteado hoy por la Casa Blanca supone la muerte del programa Constellation (Constelación) de exploración tripulada del espacio que tenía previsto el regreso a la luna para 2020 impulsado durante la Administración Bush.

Además, supone un serio varapalo para el programa del cohete Ares I, sucesor de los transbordadores espaciales. La NASA ha invertido miles de millones en este cohete, pero aún faltarían años para su primer vuelo de prueba.

Reducción de déficit

Pese a la cifra récord de 2010, el déficit previsto en el presupuesto para el año fiscal que concluye el 30 de septiembre de 2011 se reducirá hasta los 1,27 billones de dólares (913.000 millones de euros), que supone el 8,3% del PIB. Esta cantidad es además una tercera parte del gasto presupuestario total previsto para 2011, que asciende a 3,8 billones de dólares (2,73 millones de euros).

 Asimismo, el presidente estadounidense confía en que el déficit se reduzca a la mitad de esta cifra a finales de 2012, último año del primer mandato presidencial del Obama, ya que se trata de una de sus promesas más importantes. La estimación de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca prevé una reducción de 700.000 millones del déficit para el año fiscal 2013 y que continúe disminuyendo gradualmente hasta el billón de euros para 2020.

Obama reconoció que no es posible reducir este déficit "de la noche a la mañana", teniendo en cuenta que la recuperación económica aún no ha terminado. "Continuaremos, por ejemplo, haciendo todo lo necesario para crear empleo. Esto lo refleja mi presupuesto. Es esencial", explicó en un discurso televisado desde la Casa Blanca.

En sus palabras de introducción al presupuesto fiscal de la Casa Blanca para 2011, Obama advierte además de que el país debe hacer frente a su elevado nivel de deuda para garantizar un crecimiento económico sostenible a largo plazo y vuelve a culpar del alto déficit a su predecesor en el cargo, George W. Bush.

En este sentido, destaca que el país tiene 12 billones de dólares (8,62 billones de euros) más de deuda en comparación con la que había a principios de la década, principalmente debido a la recesión económica y al recorte de impuestos a las rentas altas aprobado por el anterior presidente. "A largo plazo no podremos tener un crecimiento económico sostenible y duradero sin poner nuestra casa fiscal en orden", añadió.

El borrador presupuestario remitido por la Casa Blanca al Congreso contempla que la economía estadounidense crecerá un 2,7% este año, un 3,8% en 2011 y un 4,3% al año siguiente, mientras que prevé que la tasa de paro se mantenga en el 10% en 2010 para bajar al 9,2% en 2011 y al 8,2% en 2012, manteniéndose por encima del 6% hasta 2015. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios