China y Taiwán inauguran su primer diálogo en casi una década

  • Los pasos que se negocian conciernen al comercio bilateral y al turismo, como el establecimiento de vuelos directos entre ambos territorios

Representantes de China y Taiwán reanudaron hoy en Pekín un diálogo histórico tras nueve años de tensiones entre ambos territorios, divididos tras la guerra civil china finalizada en 1949, y con el que acordarán la liberación del transporte bilateral.

"Las conversaciones de esta semana abrirán un nuevo capítulo en la historia de las relaciones entre China y Taiwán, y serán la base para una coexistencia pacífica en el Estrecho de Formosa", señaló Chiang Pin-kun, presidente de la semigubernamental Fundación para los Intercambios del Estrecho (FIE) taiwanesa, antes de la reunión.

El encuentro entre Chiang y su interlocutor chino, Chen Yunlin, presidente de la Asociación para las Relaciones en el Estrecho de Taiwán (ARATS, siglas en inglés) comenzó hoy a las 9 de la mañana en la Casa de Huéspedes de Estado de Diaoyutai.

"Sentimos la gran responsabilidad de esta gloriosa misión y no escatimaremos esfuerzos para hacer realidad las aspiraciones de los dos pueblos", dijo Chen al inicio de la reunión, citado por la agencia de noticias china Xinhua, y añadió que se trataba de un "momento histórico".

Uno de los acuerdos iniciales alcanzados esta mañana es la apertura de oficinas de representación en territorios recíprocos, las primeras en casi 60 años, para facilitar los contactos entre los organismos negociadores, señaló una portavoz de la FIE, quién precisó que el anuncio formal se hará a su debido tiempo.

Ambos territorios no mantienen lazos bilaterales ni ninguna de las dos agencias son plenamente gubernamentales debido a que China considera a Taiwán parte de su territorio.

El diálogo iniciado hoy fue propiciado por la investidura el pasado 20 de mayo como presidente de Taiwán de Ma Ying-jeou, del partido nacionalista Kuomintang (KMT), precisamente el mismo que perdió la guerra civil contra los comunistas de Mao Zedong y bajo cuya anterior legislatura se rompió el diálogo con China, en 1999.

El entonces presidente taiwanés Lee Teng-hui propuso un modelo "especial de Estado a Estado" para el formato de las relaciones con China, algo que enojó a Pekín, que suspendió el diálogo.

El mandato de Lee fue uno de los más desafortunados en las relaciones de la isla con China, ya que tres años antes Pekín llevó a cabo un lanzamiento balístico para disuadir a los votantes de que eligieran al futuro presidente.

Sin embargo, ocho años en la oposición durante el mandato del pro-independentista Chen Shui-bian (2000-2008) han favorecido los contactos entre el KMT y su histórico enemigo, el Partido Comunista de China (PCCh), mientras volvía a registrarse una crisis a ambos lados del estrecho con la promulgación de la Ley Anti-secesión china de 2005, que permitía un ataque armado contra la isla.

Los pasos que se negocian en el encuentro de hoy y que serán plasmados mañana sobre el papel conciernen a aspectos que afectan al comercio bilateral y al turismo, como el establecimiento de vuelos directos entre ambos territorios, inexistentes desde 1949 salvo contadas excepciones.

Desde 2005, sólo durante cuatro festividades oficiales se fletan vuelos desde China a la isla, en los que viajan principalmente los empresarios taiwaneses que trabajan en el continente.

Por otro lado, las visitas de turistas chinos a Taiwán están condicionadas hasta ahora a viajes organizados en grupo, por lo que con el diálogo de hoy se espera abrir este creciente canal de ingresos para la isla.

Según medios taiwaneses, el Gobierno isleño se ha mostrado optimista sobre el futuro de los lazos con China, pero el ahora opositor Partido Demócrata Progresista ha reaccionado diciendo que "teme que se venda la soberanía a cambio de beneficios económicos".

De hecho, el objetivo de ARATS es una futura "unificación pacífica" en la que la isla regresaría a la "madre patria", una opción rechazada por la población Taiwán mientras se mantenga el Gobierno de partido único del PCCh en el continente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios