La City de Londres gana la batalla para desalojar la acampada frente a la catedral de San Pablo

  • Un portavoz del grupo Occupy London señala que recurrirán la sentencia del Tribunal Superior

El Ayuntamiento de la City de Londres ganó ayer su batalla legal para desalojar a los indignados que desde octubre acampan frente a la catedral de San Pablo. El Tribunal Superior de Londres dio la razón al ayuntamiento y le concedió una orden judicial para tomar medidas contra las personas que protestan frente al templo anglicano, aunque ello no supondrá necesariamente un desalojo inmediato.

Tras conocerse la sentencia, las autoridades de la City expresaron en un comunicado su deseo de que los manifestantes "retiren las tiendas de campaña de San Pablo de manera voluntaria". "Si no es así, y teniendo en cuenta cualquier proceso de apelación, consideraremos la opción de desalojarlos por la fuerza", señaló.

Un portavoz del grupo que protesta a las puertas de la catedral de San Pablo señaló que "probablemente" recurrirán la sentencia.

La movilización londinense se inició el 15 de octubre en el contexto de la convocatoria internacional contra los excesos del sistema financiero y se había convertido en un enfrentamiento con la Iglesia anglicana, que en principio permitió la acampada pero que tuvo después problemas para "controlarla".

Tras escuchar a las partes durante cinco días y visitar el campamento de los manifestantes el 19 de diciembre, el magistrado refrendó en su sentencia el derecho de la City a desalojar a los indignados debido a la "larga obstrucción de la calle" que ha ocasionado la protesta y la "alteración del orden público" que ha provocado.

Una vez conocida la decisión del juez, el grupo Occupy London afirmó a través de Twitter: "El sistema de Justicia ha decidido agitar el avispero. Echarnos sólo servirá para darnos más publicidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios