Colas y guerra contra la especulación a un mes de las municipales en Venezuela

  • Miles de venezolanos acuden en masa a las tiendas de electrodomésticos después de que Maduro decidiera intervenir una importante cadena para bajar los precios

Comentarios 1

Miles de venezolanos acudieron en los últimos días a las tiendas de electrodomésticos del país desde que el presidente, Nicolás Maduro, decidiera intervenir una importante cadena con promesas de atacar los altos precios a menos de un mes para las elecciones municipales del 8 de diciembre.

Con militares custodiando negocios y nuevos anuncios como la salida a la calle de la Milicia y el Poder Popular, órganos integrados por ciudadanos, Maduro ratificó su decisión de luchar de manera coercitiva contra los altos precios, con una inflación situada en 48,5% en diez meses.

La algarabía de las primeras horas ante las tiendas de la cadena ocupada por el operativo gubernamental se tornó el lunes frustración a medida que los clientes que habían esperado durante horas veían cómo se iban agotando las existencias y sólo quedan los productos más caros.

Maduro reiteró el lunes su decisión y rechazó que se pueda producir un desabastecimiento de productos como consecuencia de la salida a precios reducidos de los bienes intervenidos.

"Tenemos pleno control sobre almacenes, abastecimiento y garantizamos por todas las vías que todos los rubros que vamos a regularizar tendrán su reposición y su flujo natural", dijo. "Es un chantaje este argumento que utiliza la burguesía parasitaria para decir que los dejemos quietos, que no los toquemos", afirmó en referencia a quienes aseguran que esto va a llevar al desabastecimiento.

Como había adelantado, Maduro afirmó el lunes que ampliará su campaña contra la especulación al terreno de los alimentos, textil y calzado, juguetes y vehículos. "Vamos a conseguir la baja general de todos los (precios de los) productos que se hacen en el país", indicó en la cadena nacional obligatoria.

El presidente venezolano vinculó directamente la puesta en marcha de todas estas medidas con los poderes especiales (Ley Habilitante) que ha solicitado a la Asamblea Nacional para, en teoría, luchar contra la corrupción. "Apenas aprueben la Ley Habilitante voy a sacar una ley de manera inmediata para fijar los porcentajes básicos de ganancia en todas las actividades económicas de la república", dijo.

Maduro no dejó pasar la oportunidad de acusar a la oposición de infiltrar las colas ante los negocios para generar violencia. "Hoy ellos hicieron dos reuniones importantes, la derecha fascista, en las dos reuniones decidieron lo mismo: salir a infiltrar las colas para generar violencia, en las dos reuniones, muy desesperados", dijo Maduro señalando directamente al líder opositor, Henrique Capriles.

La ofensiva también tuvo su correlato en la Justicia, que imputó a dos gerentes de una sucursal de Daka, la cadena de electrodomésticos intervenida, por estar presuntamente vinculados en el remarcaje de precios y cobro excesivo de artículos.

Los principales gremios empresariales de Venezuela rechazaron el lunes la forma elegida por el Gobierno de Maduro para contener las alzas de precios, al tiempo que llamaron a respetar la "propiedad privada" y advirtieron de que los precios no se decretan. "Está muy bien que se fiscalicen los comercios, pero dentro del marco del respeto a la propiedad privada", dijo el presidente de Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Mauricio Tancredi, al canal privado Globovisión.

A estas críticas se sumaron también las de Fedecámaras, cuyo presidente, Jorge Roig, denunció una "cacería de brujas en el sector comercial" y llamó a la "reflexión" sobre "la gravedad de la situación económica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios