Liga Endesa El Morabanc Andorra vence al Unicaja (66-60)

El Consejo de Europa critica las elecciones presidenciales rusas

  • El jefe de la delegación de observadores asegura que, pese a haber puesto en duda la libertad y la limpieza de los comicios, sus objeciones no se tuvieron en cuenta

La delegación de observadores enviada por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa a Rusia criticó ayer las elecciones presidenciales celebradas el domingo al considerar que no se aprovechó suficientemente el potencial democrático de los electores.

"Hace tres semanas dijimos que los comicios no eran ni libres ni limpios, y no se tomó en cuenta ninguno de nuestros reparos", recordó en Moscú el jefe de la delegación europea, el suizo Andreas Gross.

Los casi 96.000 locales electorales activos en las elecciones fueron controlados por apenas unos 300 observadores, después de que la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europea (OSCE) boicoteara el proceso debido a las restricciones impuestas por las autoridades rusas.

Los observadores censuraron el excesivo apoyo del aparato del Estado para el candidato del Kremlin. "Para que una elección sea buena hace falta un buen proceso (previo), no sólo una buena jornada electoral", justificó Gross. Aun así, los resultados de las elecciones reflejan la voluntad del pueblo ruso, admitió.

Gross destacó que las elecciones presidenciales "han tenido carácter más bien de plebiscito sobre la vida del país durante los últimos ocho años" de Gobierno de Vladimir Putin, y agregó que "el pueblo de Rusia ha votado por la estabilidad y la continuidad, asociadas al presidente actual y a su candidato", Dimitri Medvedev.

Los observadores exhortaron al ganador de las elecciones presidenciales a "mostrar la suficiente confianza hacia su país y su democracia".

El jefe de la misión lamentó también la ausencia de sus colegas de la Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos (Odihr) de la OSCE, que renunciaron a su participación debido a la negativa de Rusia de permitirles seguir el proceso con suficiente antelación a la votación.

Por otro lado, decenas de activistas fueron detenidos ayer en el centro de Moscú durante una marcha opositora contra la "farsa" de las elecciones presidenciales. Entre los detenidos se encuentra el líder de la Unión de Fuerzas de Derecha, Nikita Belij, y el conocido activista de derechos humanos Lev Ponomariov, informó el portavoz adjunto del Ayuntamiento de Moscú, Mijail Solomentsev.

Medvedev superó en las urnas los resultados absolutos conseguidos hace cuatro años por su mentor y ganó de manera incontestable las elecciones presidenciales, informó ayer la Comisión Electoral Central (CEC) de Rusia. El viceprimer ministro, un jurista de 42 años, obtenía 52.068.327 votos o el 70,23 por ciento de los sufragios emitidos, escrutados el 99,58 por ciento de las papeletas.

En números absolutos, el delfín de Putin conseguía poco más de dos millones de votos que los que obtuvo el presidente saliente de Rusia en los comicios de 2004, cuando la participación fue del 64,4 por ciento, 5,1 puntos porcentuales inferior a la registrada el domingo. A esa circunstancia obedece el hecho de que Medvedev, con más de 52 millones de votos, haya conseguido un porcentaje inferior al de Putin, quien hace cuatro años tuvo el 71,3 por ciento, con algo más de 49 millones de papeletas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios