Cuba advierte que "España no tiene autoridad moral" para juzgarla

  • El Gobierno de La Habana recuerda al de Rajoy que "la mitad de sus jóvenes están en paro y hay una alta tasa de asesinatos y violencia contra las mujeres"

El Gobierno de Cuba tildó ayer de "cínicas" e "inaceptables" las condenas expresadas por Estados Unidos y España sobre la muerte del preso Wilman Villar que falleció en una huelga de hambre, según la oposición interna de la isla, y que era un preso común detenido por maltratar a su esposa, según las autoridades de La Habana.

La directora de América del Norte del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minirex) cubano, Josefina Vidal, criticó y tachó de "injerencia" las declaraciones del Gobierno de Estados Unidos, que deploró el viernes la muerte "sin sentido" de Villar, al que calificó de "defensor de los derechos humanos".

En cuanto a las manifestaciones del Gobierno español, el Ejecutivo cubano, según informa la agencia estatal Prensa Latina, las considera "inaceptables".

El Gobierno de Madrid y la UE no tienen "la más mínima autoridad moral para enjuiciar" a Cuba, señala la agencia que cita declaraciones de un funcionario de la Cancillería al que no identifica.

Según Prensa Latina, el funcionario calificó de "insólito" que el Gobierno de España emprenda esta campaña cuando tiene a "la mitad de sus jóvenes en paro y una alta tasa de asesinatos y violencia contra las mujeres".

Expresó además el "enérgico rechazo a estas inaceptables declaraciones, realizadas sin siquiera averiguar o esperar a conocer qué ocurrió realmente", agrega el citado medio.

La fuente citada por Prensa Latina indica que los aludidos tendrían que investigar "los crímenes y maltratos contra los inmigrantes, los vuelos secretos de la CIA con personas secuestradas y la existencia de cárceles secretas o la participación de sus oficiales en actos de tortura". El Ejecutivo de Mariano Rajoy dijo el viernes estar "consternado" por la muerte de Villar después de una huelga de hambre, y emplazó a las autoridades cubanas a liberar a todos los presos políticos.

La fuente consultada por Prensa Latina animó a España y a la UE a investigar y sancionar "las numerosas muertes en detención que ocurren en sus instituciones" o "los frecuentes actos de brutalidad policial contra manifestantes" en vez de dedicarse a "burdas tergiversaciones de la realidad".

El preso cubano Wilman Villar fue enterrado el viernes en el oriente de Cuba tras su fallecimiento por una huelga de hambre de 50 días, según la oposición interna, mientras el Gobierno de la isla lo definió como un "recluso común" y negó ese ayuno y que fuera un "disidente".

El fallecimiento de Villar, ocurrido el jueves, ha suscitado reacciones de condena desde la oposición interna, el exilio de Miami y los gobiernos de Estados Unidos y España, ante un caso que muchos compararon con el de Orlando Zapata, el preso político que falleció en febrero de 2010 tras un largo ayuno.

Alrededor de medio centenar de cubanos se concentraron ayer en Madrid ante la Embajada de su país para protestar por la muerte de Villar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios