Cuba libera a dos presos políticos tras la reunión entre Castro y Moratinos

  • El Ejecutivo cubano ha concedido además la libertad provisional a un empresario español detenido hace varias semanas.

Comentarios 7

El Gobierno cubano liberó sin condiciones a dos presos políticos y dejó en libertad provisional a un empresario español detenido hace varias semanas, tras reunirse el ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, con el presidente Raúl Castro, según fuentes diplomáticas.

Los presos políticos son Nelson Alberto Aguiar Ramírez y Omelio Lázaro Angulo Borrero, y el empresario es Pedro Hermosilla, por quien Moratinos se interesó durante su viaje de dos días a la isla porque lo conoce personalmente, indicaron las fuentes, que agregaron que esas liberaciones son la demostración de que la nueva política española hacia Cuba, basada en el respeto mutuo, "tiene resultados".

En cambio, el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn), Elizardo Sánchez, aseguró que es solo "más de lo mismo: el gobierno continúa regalando presos políticos a cuentagotas", pero "quedan otros 200 en su enorme gulag".

Angulo figuraba en anteriores listas de presos políticos de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional y estaba excarcelado por motivos de salud pero no podía salir del país -tiene visado para Costa Rica-, y ahora ha quedado libre sin condiciones.

Aguiar, dirigente del Partido Liberal Ortodoxo, es uno de los 75 opositores apresados en la oleada represiva de la primavera de 2003 y tenía una condena de 13 años. Fue liberado a primera hora de este martes y se encontró en su residencia de La Habana con su esposa, Dolia Leal, que ha pedido transmitir su agradecimiento a Moratinos.

Anoche las autoridades cubanas dejaron en libertad provisional al empresario Hermosilla, presidente del Grupo AGEM (Auxiliar General de Electromedicina), que estaba detenido desde hace varias semanas y por quien preguntó Moratinos durante sus reuniones con Castro y otras autoridades cubanas.

Los diplomáticos agregaron que la liberación se produjo en las últimas horas del lunes, cuando acababa la visita del ministro con una entrevista de tres horas con el presidente cubano. El empresario, que está acusado de corrupción, está libre sin fianza pero su caso no está cerrado y no podrá abandonar Cuba. Hermosilla ha tenido negocios de suministro de material hospitalario en la isla desde hace décadas y estaba detenido en un centro de la Seguridad del Estado en la capital.

Aparte de esos tres casos, las autoridades cubanas concedieron permiso para viajar fuera de Cuba a Elsa Morejón, esposa del preso político Óscar Elías Biscet, tras habérselo negado por mucho tiempo, dijeron las mismas fuentes.

En febrero de 2008 las autoridades cubanas liberaron a siete presos, de los cuales viajaron a España cuatro pertenecientes al grupo de los 75 opositores encarcelados en 2005. Viajaron a España Alejandro González Raga, del Movimiento Cristiano Liberación, condenado a 14 años de prisión, y José Gabriel Ramón Castillo, director del Instituto Independiente Cultura y Democracia, con 20 años de pena. También Omar Pernet, del Movimiento Nacional de Derechos Humanos Mario Manuel de la Peña, y Pedro Pablo Álvarez, presidente del Consejo Unitario de Trabajadores, ambos con condenas de 25 años. Las liberaciones se produjeron después de que los gobiernos de España y Cuba celebraran en Madrid la segunda reunión del mecanismo de diálogo sobre derechos humanos abierto en 2007.

Durante su visita, Moratinos insistió en la "total normalización" de las relaciones de Madrid y La Habana, que ya ha dado como fruto la duplicación de la cooperación española entre 2007 y 2009, así como en la "normalidad" de su viaje. Recordó que su primera visita a la isla, hace dos años y medio, se produjo "en un contexto en el que Cuba estaba aislada de la comunidad internacional", y abrió "un nuevo camino, una nueva manera de fortalecer las relaciones" con este país.

"En esta segunda visita puedo expresar que es una normalidad visitar Cuba. No solo el ministro de Asuntos Exteriores español, sino que ha habido muchos visitantes europeos, latinoamericanos, presidentes, jefes de Estado, ministros", agregó.

Sobre su negativa a reunirse con representantes de la disidencia interna cubana, dijo que "España tiene una vocación clara de defensa de los derechos humanos, pero buscando resultados", y que ha hablado de ello con Castro y Rodríguez. "No he venido a Cuba a reunirme con un sector de la sociedad cubana en particular -agregó-. He venido aquí para reforzar las relaciones bilaterales (...) que beneficien el proceso de reformas que está llevando Cuba". "Son los propios cubanos los que tienen que dictar cuál es la manera de llevar sus asuntos políticos", dijo Moratinos sobre uno de los aspectos de sus viajes más criticados tanto por la disidencia cubana como por la oposición española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios