Detenidos tres periodistas de Al Jazeera por los 'drones' sobre París

  • Inquietud en el Gobierno francés por los vuelos de aviones no tripulados sobre lugares emblemáticos

Comentarios 1

Tres periodistas de la emisora árabe Al Jazeera fueron detenidos ayer en relación con los drones (aviones no tripulados) que han sobrevolado lugares emblemáticos de París durante los últimos días, según informó anoche la web del diario Le Figaro.

Los reporteros lanzaron presuntamente drones en un bosque en el oeste el distrito parisino de Boulogne. Sin embargo, aún no está clara una conexión con los vuelos ilegales de aviones no tripulados de los últimos días. "El asunto se está tomando muy en serio, pero no hay razón para preocuparse", dijo el portavoz del Gobierno francés, Stéphane Le Foll, después de que ayer volvieran a avistarse otros cinco drones sobre París.

La Fiscalía ya abrió una investigación después de que drones planearan la madrugada del martes cerca de la torre Eiffel, en las orillas del Sena o en la plaza de la Bastilla, entre otros lugares.

El martes por la noche aparecieron en barrios periféricos del norte y el sur de la capital francesa y, como la víspera, en la céntrica plaza de la Concordia, el único lugar donde han sido vistos las dos noches, situada en uno de los extremos de la turística avenida de los Campos Elíseos y en uno de cuyos flancos se sitúa la Embajada de Estados Unidos.

El cielo de París está sujeto a un estricto control que, de facto, veta a cualquier aeronave sobrevolarlo sin los reglamentarios permisos, en función de una ley que data de 1948.

Además, la ley gala prohíbe que, por motivos de seguridad, se hagan volar aviones sin piloto en zonas pobladas.

La población no ha mostrado particulares signos de alarma por este caso y Le Foll lanzó ayer un mensaje en ese sentido. "No hay que inquietarse, sino mantener una vigilancia, es un asunto que nos tomamos muy en serio", aseguró el portavoz del Ejecutivo, obligado a responder por este caso en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Le Foll recordó que París no es la primera capital del mundo donde se produce el vuelo ilegal de drones. Recordó que la Casa Blanca y la Cancillería alemana también sufrieron este tipo de sucesos.

Más reciente está el caso del Palacio del Elíseo, donde los servicios de seguridad avistaron el mes pasado un dron sobrevolando su espacio aéreo.

Unos meses antes, se vieron drones sobre centrales nucleares, lo que motivó la apertura de investigaciones que todavía no han dado resultados.

Marruecos tiene restringida la importación de drones sin licencia con el objetivo de evitar riesgos en materia de seguridad, informó ayer el Gobierno de Rabat en un comunicado. "La importación de aparatos no tripulados, propulsados por un motor y de control remoto, están sujetos a la obtención previa de una licencia de importación conforme a la ley (...) relativa a comercio exterior", señala el comunicado.

París mantiene un extraordinario dispositivo de seguridad tras los atentados yihadistas del 7 de enero. Hasta 10.000 militares han reforzado la seguridad en las calles de la capital francesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios