EEUU cree que Irán ha dado demasiado "bombo" a sus progresos nucleares

  • El Gobierno norteamericano asegura que las presiones internacionales sobre Teherán para frenar su programa nuclear están funcionando.

El Gobierno de Estados Unidos consideró que el anuncio de que Irán construirá 3.000 nuevas centrifugadoras de uranio "no son grandes noticias" y que se le ha dado mucho "bombo", y aseguró que la presión internacional a Teherán está funcionando.

"Los iraníes llevan meses publicando calendarios de sus logros, y basándonos en sus propios calendarios, llevan muchos, muchos meses de retraso. Esto nos parece un movimiento calibrado fundamentalmente para una audiencia doméstica", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su conferencia de prensa diaria. "Francamente, no vemos muchas cosas nuevas aquí. Esto no son grandes noticias; de hecho, parece que le han dado mucho bombo", añadió la portavoz.

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, colocó la primera placa de combustible nuclear de fabricación nacional en el reactor de investigación de uso médico de Teherán, según informó la agencia oficial de noticias de ese país, IRNA.  En el acto, Ahmadineyad anunció que Irán ha puesto en marcha 3.000 nuevas centrifugadoras de uranio, de la sexta generación que desarrolla el país, con lo que son ya 9.000 las que tiene para producir uranio enriquecido al 3,5 por ciento, del que posteriormente se obtiene otro con un 20 por ciento de pureza. Las nuevas centrifugadoras, mucho más rápidas que las utilizadas hasta ahora por los iraníes, se encuentran en la planta nuclear de Natanz y, según la OIEA, multiplicarán la capacidad de producción de uranio utilizable en procesos nucleares pacíficos por parte de Irán.

En el caso de la placa colocada en el reactor de Teherán, su proceso de producción y la propia instalación de origen y la de la capital iraní están, bajo observación del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). "Esperamos oír más acerca de los inspectores de la OIEA que están ahora mismo sobre el terreno en Irán", afirmó Nuland. "Pero una cosa está absolutamente clara: Irán está sintiendo claramente la presión de su aislamiento internacional y diplomático, de la presión económica creciente sobre él, de sanciones sin precedentes que están creciendo, que la comunidad internacional sigue fortaleciendo", agregó la portavoz.

Según Nuland, el régimen también está siendo "retado desde el interior del país", por lo que "toma pasos" para acallar esas voces. "Ayer hubo una represión muy fuerte y grande sobre manifestantes pacíficos dentro de Teherán, en los últimos días ha habido un corte de Internet a gran escala, y siguen manteniendo a las grandes figuras de la oposición bajo arresto domiciliario", señaló.

Irán se encuentra en medio de una tormenta política internacional ya que diversos países, con Estados Unidos a la cabeza, creen que su programa nuclear tiene fines militares, para fabricar bombas atómicas, lo que Teherán niega tajantemente y asegura que es exclusivamente civil y pacífico. En los últimos meses, personalidades de Washington y Tel Aviv han amenazado a Teherán con ataques militares para frenar su desarrollo nuclear, mientras que Estados Unidos y la Unión Europea ampliaban sus sanciones económicas a Irán, en especial en los campos petrolero y financiero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios