EEUU confirma la muerte de la cooperante estadounidense retenida por el EI en Siria

  • El Estado Islámico anuncio el pasado viernes que Kayla Mueller había muerto por los bombardeos de la Fuerza Aérea jornada.

Comentarios 1

El Gobierno de EEUU confirmó hoy la muerte de la cooperante estadounidense Kayla Mueller, en poder del grupo Estado Islámico (EI), después de que el pasado viernes los yihadistas anunciaran que había muerto en los bombardeos de la Fuerza Aérea jordana. "Con profunda tristeza hemos conocido la muerte de Kayla Jean Mueller", indicó la oficina del portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en un breve comunicado. La nota no precisa detalles sobre su muerte ni las circunstancias, y evita corroborar si falleció por los bombardeos jordanos, tal y como señaló el EI.

La joven, de 26 años y originaria del estado de Arizona, en el suroeste de EEUU, fue secuestrada el 4 de agosto de 2013 y, desde entonces, la familia Mueller había guardado "silencio" para no dificultar una posible liberación de la trabajadora humanitaria, cuyo nombre se hizo público el pasado viernes. Asimismo, la familia de la cooperante confirmó la noticia. "Tenemos el corazón roto al informar de que hemos recibido confirmación de que Kayla Jean Mueller ha perdido la vida", señalaron sus padres, Carl y Marsha Mueller, en un comunicado minutos después de que la Casa Blanca difundiera su nota.

"Kayla fue una humanista devota y compasiva. Dedicó toda su joven vida a ayudar a aquellos en búsqueda de libertad, justicia y paz", agrega el escrito de los padres. Tras conocerse la noticia, el presidente estadounidense, Barack Obama, llamó a los padres de Kayla para "ofrecerles sus condolencias y oraciones" y agradecerles el "compromiso" de su hija por "ayudar a los que más lo necesitaban", dijo Bernadette Meehan, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

En la llamada, Obama se comprometió "a perseguir sin descanso a los terroristas responsables del cautiverio y muerte" de la joven cooperante y recalcó que su Gobierno "está preparado para ayudar a la familia en las difíciles semanas y meses que hay por delante". "El EI es un grupo terrorista odioso y horrendo cuyas acciones muestran un claro contraste con el espíritu de gente como Kayla", agregó Earnest. También se pronunció al respecto el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, quien subrayó que "el EI, y solo el EI, es la razón por la que Kayla se ha ido" "Todos los estadounidenses lloran su pérdida, una joven estadounidense caritativa que representaba todo lo bueno del espíritu humano", indicó el jefe de la diplomacia de Washington. Se trata del cuarto rehén estadounidense asesinado por el Estado Islámico, después de las muertes de los periodistas James Foley y Steven Sotloff, y del trabajador humanitario Peter Kassig el año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios