EEUU deberá desalojar una base estratégica clave para sus operaciones en Afganistán

  • El parlamento de Kirguizistán aprueba denunciar el acuerdo sobre la base aérea de Manás

El Parlamento de Kirguizistán aprobó ayer por mayoría la denuncia del acuerdo con Estados Unidos para el uso de la estratégica base aérea de Manás, la última que le queda en Asia Central y clave para sus operaciones en Afganistán. El proyecto de ley recibió 78 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones, cuando para su aprobación se necesitaba el respaldo de 46 de los 90 miembros del Parlamento.

Una vez que la ley sea promulgada por el presidente kirguís, Kurmanbek Bakiev, la parte estadounidense será informada y, a partir de ese momento, tendrá 180 días para abandonar totalmente la base de Manás.

Los diputados del Partido Socialdemócrata de Kirguizistán, cuyo líder Baktibek Beshimov, criticó la decisión del Ejecutivo de clausurar la base de Manás por considerar que atenta contra los intereses nacionales, no participaron en la votación.

Según Beshimov, el cierre de la base de Manás conducirá al "debilitamiento del sistema de seguridad regional", lo que "allana el camino al extremismo " .

Por su parte, el vicepresidente del comité de Asuntos Internacionales, Kabai Karabekov, destacó que la decisión de cerrar la base de Manás, no significa que Kirguizistán renuncie a la lucha contra el terrorismo. "Como lo ha demostrado el tiempo, la doctrina militar para imponer orden el Afganistán no funciona. El contingente militar estadounidense está allí desde hace ocho años y la situación no hace más que empeorar", dijo Karabekov.

El legislador añadió que "por la fuerza de las armas es imposible obligar a Afganistán a vivir según los estándares occidentales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios