EEUU se detiene para festejar Acción de Gracias

  • Se prevé que se lleven a cabo cerca de 45 millones de desplazamientos internos en todo el país desde el miércoles al domingo.

EEUU celebró ayer su fiesta nacional por excelencia, el día de Acción de Gracias (Thanksgiving en inglés), una fiesta que este año se preveía empañada por la tormenta de lluvia, nieve y viento que azota la costa este, pero que finalmente no causó tantos trastornos.

Millones de estadounidenses viajan para reunirse con sus familias en estos días, en los que se prevé que se lleven a cabo cerca de 45 millones de desplazamientos internos en todo el país desde el miércoles al domingo.

El miércoles por la noche, alrededor de 300 vuelos fueron cancelados más el medio millar que ya lo hizo a lo largo del día, pero el clima fue mejorando poco a poco durante la madrugada y algunos lugares, como la capital, amanecieron ya soleados.

El presidente de EEUU, Barack Obama, indultó el miércoles al pavo Popcorn en la Casa Blanca, tradición con la que se dio inicio a esta festividad, cuyos orígenes se remontan al siglo XVII, cuando los primeros colonos agradecieron a Dios su cambio de suerte tras unos primeros meses de dificultades en el Nuevo Mundo, y, con el tiempo, se convirtió en tradición y perdió sus connotaciones religiosas.

Ahora Acción de Gracias es una celebración en la que participan personas de todos los credos y nacionalidades, que regresan a casa ese día para reunirse con sus parientes, y está asociada al pavo y al fútbol americano.

A pesar de que se desconoce qué se comió en las primeras celebraciones, el pavo relleno se ha convertido en símbolo y prácticamente sinónimo de esta festividad; de hecho la Federación Nacional del Pavo estimó que este año se comerían aproximadamente 46 millones de estas aves, que alimentarán al 88% de los estadounidenses.

El día festivo comenzó ayer con la continuación de una tradición, el desfile de los grandes almacenes Macy's en Nueva York, que se desarrolló sin problemas después de que los grandes globos que se vuelan durante su celebración pudieran marchar pese al viento.

Carrozas (muchas de ellas con publicidad de grandes empresas), bandas de música y grupos de baile realizaron el recorrido entre la calle 77 oeste y Herald Square, con 8.000 participantes.

A pesar del frío (unos cero grados al inicio), más de tres millones de personas presenciaron en las calles el desfile que, retransmitido por la cadena NBC, tiene una audiencia estimada en 50 millones de telespectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios