EEUU niega un acuerdo inminente con Irán

  • Washington cree que hay que pensar en aumentar la presión sobre el país asiático para controlar su programa nuclear.

El secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, negó que se esté cerca de un acuerdo nuclear con Irán para enriquecer parte de su uranio en el exterior y subrayó que había que pensar en aumentar la presión sobre la República Islámica. "No tengo la sensación de que estemos cerca de un acuerdo", aseguró Gates a los periodistas en Ankara, donde se reunió con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan.

"Si Irán ha decidido aceptar la propuesta del Grupo 5+1 (EEUU, Francia, Reino Unido, Rusia, China y Alemania) debería decírselo al OIEA (Organismo Internacional de la Energía Atómica)", declaró el secretario de Estado. Gates respondía así al ministro iraní de Exteriores, Manucher Muttaki, quien aseguró que había buenas perspectivas para un pronto acuerdo, pero reiteró dos condiciones: que cualquier intercambio de combustible nuclear debe ser simultáneo y que Irán determine las cantidades de uranio en la operación.

El OIEA propuso el pasado octubre a Irán el envío de unos 1.200 kilos de uranio poco enriquecido (el 70 por ciento de sus reservas) a Rusia y Francia para recuperarlo tiempo después como combustible nuclear para un reactor de investigación médica en Teherán. "La realidad es que no han hecho nada para tranquilizar a la comunidad internacional" -lamentó Gates- "y por lo tanto pienso que varias naciones tienen la necesidad de pensar si ha llegado el momento para un aproximación distinta", en referencia a posibles nuevas sanciones del Consejo de Seguridad. Desde que se hiciera la propuesta, Irán no ha dado una respuesta oficial al OIEA sobre si acepta o rechaza el ofrecimiento, ha continuado enriqueciendo uranio, y además, se han sumado declaraciones contradictorias de Teherán que han generado desconcierto. El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, afirmó esta semana que "no hay problemas" para que Teherán acepte la fórmula del intercambio de uranio, lo que ofreció cierta esperanza de encontrar una salida al contencioso nuclear iraní. "Creo que sería mejor que los iraníes tratasen con el OIEA si están dispuestos a aceptar la oferta original, a hacerlo en la conferencia de Múnich o en una rueda de prensa del presidente Ahmadineyad", criticó Gates.

Irán ha sido sancionado por el Consejo de Seguridad de la ONU por las sospechas que genera su programa nuclear, y ha solicitado sin éxito que detenga el enriquecimiento de uranio, un material de doble uso, civil y militar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios