EEUU no cree posible que los rebeldes libios puedan derrotar a Gadafi

  • El general jefe del mando en África duda de la capacidad militar de los insurgentes · Francia reconoce que la situación sobre el terreno es complicada porque los gadafistas han modificado sus tácticas

Es poco probable que las fuerzas rebeldes de Libia logren derrocar al régimen del coronel Muamar el Gadafi, aseguró ayer el general jefe del comando África de Estados Unidos, Carter Ham.

Consultado en una audiencia ante el Senado sobre las posibilidades de que la oposición libia pueda "luchar para abrirse camino" a Trípoli y reemplazar a Gadafi, Ham dijo: "Evaluaría eso como una baja probabilidad".

Dando la razón a Ham, las fuerzas leales al coronel Muamar el Gadafi lanzaron un ataque sorpresa contra la ciudad de Ajdabiya, 160 kilómetros al oeste de Bengasi, el bastión de los rebeldes, anunció la cadena de televisión qatarí, Al Jazeera.

El corresponsal de esta cadena señaló que el ataque fue lanzado desde el oeste y el sur de la ciudad y que las fuerzas gadafistas dispararon numerosos obuses y misiles Grad sobre la parte occidental de la villa. El periodista explicó que las fuerzas fieles a Gadafi aprovecharon la situación de confusión creada por los ataques de la OTAN para avanzar rápidamente en dirección de Ajdabiya y lanzar su ataque.

Los aviones de combate aliados habían atacado por error durante la mañana de ayer una posición rebelde en una zona situada entre Brega y Ajdabiya, con el resultado de 50 muertos entre ellos, según la cadena Al Arabiya y cinco según Al Jazeera.

Las mismas fuentes han indicado que tras los ataques aéreos, los rebeldes se han replegado y abierto entonces una vía que han aprovechado las tropas gadafistas para iniciar su ofensiva. Las fuentes agregaron que las tropas rebeldes se han reagrupado en el centro de Ajadabiya para reforzar sus posiciones mientras decenas de familias huían a Bengasi.

Los rebeldes consiguieron en la tercera semana del pasado mes de marzo retomar el control de Ajdabiya tras una ofensiva que debería haberles conducido a las puertas de Sirte, la ciudad natal de Gadafi. El avance de las tropas enfrentadas a Gadafi les permitió controlar Brega y Ras Lanouf antes de volver a retirarse de nuevo y perder terreno por un contraataque de los gadafistas.

La villa portuaria y petrolera de Brega y sus alrededores son desde hace una semana el escenario de intensos combates entre las fuerzas leales a Gadafi y las tropas revolucionarias.

Hace cuatro días, los rebeldes lanzaron una ofensiva para intentar controlar Brega y consiguieron hacerse presentes en la parte este y en el puerto petrolero, pero un día después tuvieron que replegarse de nuevo hasta las inmediaciones de Ajdabiya como consecuencia de un virulento contraataque.

La situación en Libia es "compleja" pues las fuerzas leales al dirigente libio "modificaron su táctica" para responder a los ataques de la coalición internacional, admitió el portavoz del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas francesas. "La actividad no ha disminuido. Seguimos con 30/35 aparatos de combate y apoyo en misiones diarias" en el marco de la intervención internacional que desde el 31 de marzo dirige la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), indicó ese portavoz, el coronel Thierry Burckhard durante un encuentro de prensa semanal en el ministerio francés de Defensa.

Emplean "medios menos evidentes en primera línea" como camionetas en lugar de blindados o recurren a métodos de "camuflaje" y de "imbricación" con la población, precisó el militar.

El portavoz aclaró que "no hay que considerar la eficacia de la misión en función de la cantidad de armas" puestas fuera de servicio pues "está claro que los ataques aliados siguen produciendo su efecto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios