El Ejército sirio refuerza el aeropuerto de Damasco ante la cercanía de los rebeldes

  • Los soldados de Asad emplean ametralladoras, tanques y helicópteros para contrarrestar a los militares disidentes del Ejército Sirio Libre · Según la oposición, los intensos combates se cobraron ayer 55 víctimas

Los combates entre las tropas leales al presidente sirio, Bashar al Asad, y los rebeldes desertores se acercaron en las últimas horas al aeropuerto de Damasco, un enclave estratégico que ha sido blindado por las fuerzas gubernamentales.

Los enfrentamientos se desarrollan desde el domingo a cinco kilómetros del aeropuerto de la capital, donde las fuerzas armadas emplean ametralladoras, tanques y helicópteros para contrarrestar a los militares disidentes del Ejército Sirio Libre (ELS).

El número 2 del ELS, Malik Kurdi, explicó desde Turquía que sus hombres están equipados sólo con armas ligeras y que ayer tuvieron que hacer una retirada táctica por la gran presencia de tropas del régimen desplegadas en el aeropuerto, aunque los desertores esperaban en las proximidades para reanudar los ataques.

La información también fue confirmada por una activista dentro de Siria, que pidió el anonimato y que citó como fuente al general desertor Maher al Naimi.

Es la primera vez que se registran enfrentamientos entre el Ejército del régimen y el ELS en los alrededores del aeropuerto, donde los disidentes tienen presencia en algunas zonas como Al Hotaita, remarcó la activista.

De hecho, hay varias localidades en la carretera que conduce a las instalaciones aeroportuarias que están siendo escenario de combates, según la opositora.

Kurdi agregó que también se produjeron ayer choques en el área de Al Guta, próxima a la capital; en la ciudad central de Homs y sus alrededores; en la provincia septentrional de Idleb y en Latakia, junto a la costa mediterránea.

Los opositores Comités de Coordinación Local apuntaron que la zona de Saqba, situada cerca de la capital, estaba siendo bombardeada con artillería.

Pese a que no existe un predominio claro de ninguno de los dos bandos en las cercanías de Damasco, el ELS aseguró tener bajo su poder los barrios de Bab Amro y Bab al Sabea, en Homs, mientras que controlan una plaza principal de la ciudad de Idleb, capital de la provincia de ese nombre.

Según los Comités, la oposición ha ganado el control también de varios distritos de Al Rastan, en Homs, donde por tercer día consecutivo el ELS y los leales al régimen se enfrentaban.

Mientras, aumentaba el número de víctimas mortales en el país, que, según los Comités de Coordinación Local, alcanzaron ayer las 55: 41 personas en la provincia de Homs, en el centro de Siria, siete en la de Deraa (sur), cinco en los alrededores de Damasco y otras dos en Idleb (norte).

Por otro lado, la agencia de noticias oficial siria, Sana, anunció que un "grupo terrorista armado" saboteó un gasoducto a la altura de la localidad de Tel Kalaj, cerca de la frontera con el Líbano. La agencia precisó que la tubería transportaba gas de la provincia central de Homs a la de Latakia, sin dar más detalles. Asimismo, denunció que otro "grupo armado" abrió fuego contra un médico, que falleció cerca del campus de la Universidad de Homs.

Más de 5.000 personas han muerto en Siria desde el comienzo de la revuelta, según las últimas cifras de la ONU, aunque los opositores indican que las víctimas mortales superan de largo los 6.000.

Damasco acusa a "grupos armados terroristas" de estar detrás de las protestas.

Una delegación de la Liga Árabe, encabezada por su secretario general, Nabil al Arabi, viajó a Nueva York para entrevistarse hoy con el Consejo de Seguridad de la ONU con el fin de recabar apoyos a su iniciativa para dar una salida a la crisis en Siria.

Esa propuesta sugiere que Al Asad traspase sus poderes al vicepresidente y se forme un Gobierno de unidad nacional, antes de redactar una nueva constitución y convocar elecciones, lo que ya ha sido rechazado rotundamente por el régimen sirio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios