El ministro de Exteriores italiano viaja a El Cairo tras el atentado contra su Consulado

El Consulado italiano en El Cairo suspendió ayer sus servicios de manera indefinida tras el atentado que el sábado causó un muerto y destrozó parte de la fachada de su edificio, confirmó una fuente de la Embajada italiana en la capital egipcia, donde hoy llegará su ministro de Exteriores, Paolo Gentiloni.

Además, otra fuente diplomática italiana declaró a la agencia oficial egipcia de noticias, Mena, que las actividades del consulado permanecerán canceladas hasta que se encuentre un lugar alternativo, debido a que el edificio ya no sirve para trabajar. Mientras, se están evaluando las pérdidas que afectaron al consulado, añadió.

Por su parte, Gentiloni viajará hoy a El Cairo, según reveló él mismo en una entrevista que publicó ayer el diario La Repubblica, en la que consideró que el atentado tuvo un carácter "seguramente intimidatorio".

El ministro no quiso abundar en otras razones por las cuales se cometiera el atentado y destacó que Italia es un "país del diálogo, tenemos relaciones de amistad con las diferentes partes en todo el área en crisis, tanto con Arabia Saudí como Turquía, con Irán y con Israel".

En la capital egipcia, el ministro transmitirá su "solidaridad al personal de la sede diplomática".

La explosión el sábado de un coche-bomba frente al Consulado de Italia en la capital egipcia, que causó un muerto y diez heridos, provocó de nuevo el terror en el corazón de El Cairo y despertó el temor de que los terroristas tomen como blanco a los extranjeros.

La autoría de este ataque fue asumida por la rama egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que aconsejó "a los musulmanes alejarse de todos los lugares de seguridad que son objetivo de los ataques de los muyahidines (guerreros santos)".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios