Francia baraja la suspensión de Schengen de forma temporal

  • Polémica medida de Sarkozy ante la llegada masiva de inmigrantes tunecinos y libios

La derecha y la izquierda francesas se enfrentaron ayer por la iniciativa del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de suspender la aplicación de los acuerdos de Schengen de libre circulación en la Unión Europea ante la llegada masiva de inmigrantes procedentes de Túnez y Libia.

Lionnel Luca, diputado del partido de Sarkozy, consideró que el Tratado de Schengen "es un acuerdo de mínimos a la vista de la amplitud de los problemas", y que la idea de su suspensión "es una forma de alertar a los otros Estados miembros de la UE que parece que juegan a Poncio Pilatos".

Desde la oposición, el diputado socialista Jean-Jacques Urvoas, denunció la iniciativa de Sarkozy como un desafío a los socios europeos: "Francia corre el riesgo de aislarse frente a un problema que no puede ser más que europeo".

La Comisión Europea recordó que los Estados miembros de Schengen (son 25, incluidos Islandia, Noruega y Suiza, que no pertenecen a la UE) sólo pueden restablecer los controles en sus fronteras internas con causas justificadas y temporalmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios