Francia dobla la seguridad en Calais tras la muerte de un inmigrante

  • El Gobierno desplegará a 120 agentes en la entrada francesa del túnel que conduce al Reino Unido bajo el Canal de la Mancha.

La muerte la noche del martes de un inmigrante clandestino en Calais, en la entrada francesa del túnel ferroviario que conduce al Reino Unido bajo el Canal de la Mancha, llevó ayer a París a reforzar la seguridad en el lugar, donde se contabilizan unos 3.000 inmigrantes y donde nueve de ellos perdieron la vida en dos meses. El número de inmigrantes en Calais se ha incrementado en las últimas semanas ante la afluencia de camiones, tras el cierre parcial del puerto por el conflicto social que paraliza la empresa de ferrys MyFerryLink.

Tras una segunda noche en la que miles de inmigrantes invadieron el túnel, un hombre de origen sudanés fue encontrado muerto, atropellado por el camión al que esperaba subir para llegar al Reino Unido.Es "un signo" del riesgo que estos inmigrantes son capaces de correr para llegar "a toda costa" al otro lado del Canal de la Mancha, indicó el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve. Ante este nuevo drama, Francia desplegará a 120 agentes suplementarios en la zona, según anunció el ministro, que el martes se reunió en Londres con su homóloga británica, Theresa May, quien se comprometió a invertir 10 millones de euros para mejorar la seguridad del recinto. De esta forma, Cazeneuve respondió al desafío lanzado por Eurotunnel, la empresa concesionaria de la conexión ferroviaria bajo el canal, que pidió a ambos Estados una "reacción apropiada" que permita ejercer "su actividad de transporte con total seguridad".

El ministro y la empresa se enzarzaron en un cruce de acusaciones. Cazeneuve envió una carta a Eurotunnel acusándole de no hacer lo suficiente para garantizar la seguridad de sus instalaciones. La empresa replicó ayer a través de un comunicado que la presión migratoria que vive el lugar supera sus atribuciones de concesionaria, al tiempo que desveló que ha interceptado más de 37.000 inmigrantes clandestinos en lo que va de año y que doblóel número de vigilantes hasta 200. El presidente de Eurotunnel, Jacques Gounon, aseguró a la radio France Info que su empresa afronta una situación de "invasión sistemática, masiva y posiblemente organizada" y que precisa que el Estado despliegue "agentes suplementarios".

El ministro compareció para asegurar que su Gobierno multiplicó por cinco los efectivos desplegados en Calais desde que llegaron al poder en 2012 y se esforzó en diferenciar el caso de los inmigrantes clandestinos que tratan de pasar al Reino Unido del de los demandantes de asilo, al tiempo que señaló que una de sus obligaciones es garantizar una "acogida humanitaria". Cazeneuve aseguró que en lo que va de año se desmantelaron 17 redes de tráfico de inmigrantes hacia el Reino Unido, cuatro veces más que en 2014.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios