El Gobierno y las FARC llegan a un acuerdo sobre participación política

  • Este consenso es el segundo que alcanzan los negociadores en las conversaciones de paz para Colombia

Comentarios 1

El Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron ayer en La Habana que llegaron a un acuerdo sobre la participación política de la guerrilla y los movimientos sociales, el segundo punto pactado para el proceso de paz.

El consenso alcanzado "constituye una apertura democrática en el marco del fin del conflicto", según señalaron las partes en una declaración leída por representantes de Cuba y Noruega, países garantes del diálogo, en un acto formal al que asistieron los negociadores del Gobierno y la guerrilla.

Este acuerdo es el segundo que alcanzan los negociadores -tras conseguir un consenso sobre el tema de la tierra en mayo- a casi un año de que las conversaciones de paz se iniciaran en Cuba el 19 de noviembre de 2012.

Según las partes, el acuerdo anunciado ayer "profundiza y robustece" la democracia colombiana "ampliando los derechos y garantías para el ejercicio de la oposición, al igual que espacios de participación de política y ciudadana", con el objeto de promover el pluralismo, la inclusión política y la transparencia en los procesos electorales.

De llegarse a un acuerdo definitivo de paz, esta resolución contempla cambios institucionales "para facilitar la constitución de partidos políticos y el tránsito de organizaciones y movimientos sociales con vocación política para su constitución como partidos".

También hubo consenso en crear, siempre que se logre la paz, unas condiciones especiales en una fase de transición para el caso de nuevos movimientos que se constituyan en partidos, lo que podría ser el caso de las FARC.

Sin embargo, las decisiones específicas para que la guerrilla se convierta en un partido político legal serán tratadas más adelante, cuando debatan el punto sobre el abandono de las armas y la reincorporación a la vida civil y política del grupo rebelde, según puntualizó el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, en una posterior declaración.

El acuerdo establece asimismo que "se convocará en un evento nacional a los portavoces de partidos y movimientos políticos para integrar una Comisión que defina los lineamientos del estatuto de garantías para los partidos que se declaren en oposición".

Esa comisión "facilitará la participación de portavoces de organizaciones y movimientos sociales, expertos y académicos" con propuestas para crear un "Estatuto de la Oposición", según el texto.

"En este acuerdo se revive el viejo anhelo nacional de contar con un estatuto de la oposición", destacó el ex vicepresidente colombiano De la Calle.

También las FARC resaltaron la relevancia del consenso en torno a la elaboración de ese estatuto y lo consideraron "uno de los más importantes logros" de este acuerdo.

Así, los negociadores del Gobierno de Juan Manuel Santos y de las FARC cerraron ayer el 16º ciclo de sus conversaciones. La próxima ronda comenzará el día 18 y se centrará en la "solución al problema de las drogas ilícitas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios