Mundo

El Gobierno británico y la Iglesia ocultaron la implicación de un cura en un atentado del IRA

  • El religioso estuvo involucrado en un ataque con cuatro coches bomba en el que perdieron la vida nueve personas. Hasta el momento, nadie ha sido condenado por estos asesinatos.

Comentarios 22

Un sacerdote católico ya  fallecido estuvo implicado en uno de los peores atentados del grupo  separatista norirlandés IRA en 1972, un ataque con tres coches bomba  que dejó nueve muertos, según los resultados de una investigación  independiente difundida este martes. El entonces Gobierno británico y la Iglesia, según las pesquisas,  encubrieron al religioso James Chesney, fallecido en 1980. Las  informaciones se dan a conocer pocas semanas antes de una visita del  papa Benedicto XVI al Reino Unido. 

Nueve personas murieron el 31 de julio de 1972, en la fase de  mayor actividad del IRA, por la detonación de los tres coches bomba  en la localidad de Claudy, cercana a Londonderry. Chesney estuvo bajo  sospecha, pero fue trasladado luego a una parroquia en Irlanda para  que no pudiera ser imputado por la Justicia norirlandesa. 

Nadie fue finalmente condenado por los atentados. El ministro para  Irlanda del Norte del gobierno británico, Owen Paterson, expresó este martes  sus más "profundas disculpas" a los familiares de las víctimas por el  hecho de que no se hiciera justicia.  El Papa visitará el 16 de septiembre Escocia e Inglaterra. El  programa de cuatro días de Benedicto XVI no prevé una visita a  Irlanda del Norte, donde el conflicto entre católicos y protestantes  sigue siendo un tema candente. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios