Hamas confirma una oferta de tregua de un año mientras prosigue la violencia

  • El movimiento islamista propondrá un alto el fuego duradero en El Cairo a cambio del fin del bloqueo a la Franja de Gaza · Un bombardeo israelí cerca de Rafah acaba con la vida de un palestino

Hamas confirmó ayer en Gaza que propondrá en las negociaciones de El Cairo una tregua de un año a cambio del levantamiento del bloqueo a la franja palestina, donde prosiguió el lanzamiento de cohetes y las operaciones de castigo israelíes.

Un bombardeo israelí sobre un vehículo que circulaba en las inmediaciones de la localidad de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, acabó con la vida de un palestino y dejó herido de gravedad a otro, indicaron fuentes médicas locales.

Un portavoz militar israelí dijo que "el ataque se produjo en respuesta al lanzamiento de dos proyectiles de mortero desde el aeropuerto de Dahaniya -en ese área-, que cayeron en zonas abiertas cercanas a la comunidad rural de Kerem Shalom".

"El Ejército atacó un coche en el que huían los miembros de la célula que lanzó el cohete y confirmó haber dado en el blanco", añadió el portavoz castrense, e insistió en que las milicias palestinas "han lanzado más de 30 cohetes y proyectiles desde el cese de hostilidades el pasado 18 de enero".

La aviación israelí también bombardeó la madrugada de ayer la región de Rafah, donde destruyó seis túneles de contrabando que comunican el territorio palestino con el Sinaí egipcio, y los restos de una comisaría de la Policía de Hamas en el centro de la Franja, que ya había sido previamente atacada.

Estos nuevos actos de violencia se producen más de dos semanas después de que Israel y las facciones armadas palestinas, encabezadas por Hamas, se avinieran cada una por su lado a un período de calma mientras negocian con la mediación de Egipto una tregua duradera, que según Hamas se extendería a un año.

En declaraciones a los periodistas en Gaza, el portavoz del grupo islamista, Fawzi Barhum, explicó que ésa es la postura que transmitirá una delegación de Hamas en El Cairo, donde se encuentra para negociar con Israel.

El Gobierno judío, por su parte, no revela sus cartas en unas negociaciones en las que pretende lograr asimismo la liberación del soldado Guilad Shalit, capturado por milicias palestinas en junio de 2006, y mantiene un mutismo absoluto sobre el asunto.

"No negociamos con Hamas directamente ni a través de los medios de comunicación", manifestó al respecto Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí, Ehud Olmert. Tampoco se pronunció sobre informaciones que apuntan a que Israel es partidaria de ampliar la tregua a una duración de año y medio.

Sobre esa propuesta, el portavoz de Hamas manifestó que "tendrá que ser sometida a debate por nuestros líderes" y el movimiento islamista podría aceptar ese plazo sólo si se decide que "sirve a las aspiraciones del pueblo palestino para acabar su sufrimiento mediante la apertura de los pasos fronterizos y el fin del bloqueo".

Barhum insistió en que la negociación de la tregua es un asunto "completamente al margen" de las conversaciones para la liberación del soldado israelí, cuya puesta en libertad exige Israel como condición para un alto el fuego duradero.

El compás de espera que las negociaciones han abierto hasta que se acuerde una tregua estable en Gaza tampoco ha frenado la violencia en Cisjordania.

En ese otro territorio palestino, una persona murió ayer en un tiroteo con fuerzas del Ejército israelí en el sur de Hebrón, dijeron fuentes militares. "Un hombre palestino abrió fuego con un Kalashnikov AK 47 desde su vehículo contra una patrulla de las Fuerzas de Defensa de Israel, que devolvieron el fuego e hicieron blanco", confirmó la fuente.

Residentes de la zona declararon que el palestino intentaba infiltrarse en Israel para buscar trabajo, informó la versión digital del diario Yediot Aharonot.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios