Henrique Capriles peleará con Chávez por la Presidencia venezolana

  • El dirigente del partido Primero Justicia ha arrasado en las primarias y afirma que "el poder es un préstamo, no es de uno".

Comentarios 5

El gobernador del céntrico estado de Miranda, Henrique Capriles, se ha convertido en el líder de la oposición venezolana y en la figura de unidad que enfrentará al presidente del país, Hugo Chávez, en las elecciones presidenciales del 7 de octubre. "Hoy ganó el futuro de Venezuela", exclamó Capriles frente a una masa enfervorizada de seguidores ante la que se presentó junto al resto de candidatos opositores que competían, con llamadas a la unidad y la consigna de que "no es la hora ni de la izquierda ni de la derecha" sino "la hora de Venezuela".

Muy por encima de los augurios de las encuestas que hace semanas ya le situaban como claro favorito, Capriles, de 39 años, arrasó en las inéditas elecciones primarias de la oposición venezolana al conseguir el 63,9% de los 2.827.040 votos válidos emitidos, según los resultados con el 95% de los sufragios escrutados. Por detrás, el gobernador de Zulia (oeste), Pablo Pérez, apenas logró un 30,6%, y los otros tres aspirantes: María Corina Machado, Diego Arria y Pablo Medina, quedaron a enorme distancia.

"Como lo dijimos lo repetimos a todo nuestro pueblo: hay un camino, hay un camino para el progreso, para el futuro", dijo Capriles. Portando una gorra con los colores de Venezuela y vestido con camisa verde, el dirigente del partido Primero Justicia prometió servir "con mucha humildad, con mucho compromiso", para poner a los venezolanos "otra vez a soñar". "Porque con nosotros nuestra Venezuela va al siglo XXI", añadió. El nuevo líder de la oposición hizo reiteradas llamadas a la unidad asegurando que "los venezolanos están agotados de la confrontación", y subrayando que quiere ganarse la confianza de todos sus compatriotas independientemente de su color. También hizo alusiones al presidente, Hugo Chávez, asegurando: "no quiero ser líder del mundo, quiero ser líder de Venezuela", y afirmando que "el poder es un préstamo, no es de uno". "No va a haber presión ni chantaje ni obstáculo ni ninguna oscuridad que pueda detener esta luz que estamos encendiendo. No tenemos que apagar la luz de otro para que brille nuestra luz", dijo poco antes de llamar al resto de precandidatos a subir al escenario.

Sus contendientes en la elección aceptaron rápidamente los resultados anunciados por la Comisión Electora de la Mesa de la Unidad poco después de las 21:30, hora venezolana y se desplazaron hasta el lugar en que el ganador tenía instalado su equipo de campaña. "A Henrique Capriles, mi amigo, como lo dije desde el primer momento, mi alto pana (amigo), cuenta conmigo que vas a ser el próximo presidente de Venezuela", señaló Pérez. "A partir, no de mañana, sino de este momento, me incorporo con Henrique Capriles a su comando, nos incorporaremos todos en la lucha de la recuperación de Venezuela, la recuperación que todos aspiramos", agregó.

La jornada se saldó con una concurrencia muy superior a lo esperado por la oposición, que al final logró llevar a las urnas algo más de 2,9 millones de venezolanos. La afluencia llevó a las autoridades electorales a prorrogar la hora del cierre de las urnas, e incluso los resultados debieron esperar muchos minutos después de que el Consejo Nacional Electoral (Poder Electoral) los entregara formalmente a la oposición debido a que aún había centros de votación abiertos.

El presidente venezolano encabezó un desfile cívico-militar para conmemorar el Día de la Juventud que transmitió por el canal público pero no en cadena nacional obligatoria de radio y televisión, como suele ser habitual. "Yo me comprometo y los comprometo a que ganaremos las elecciones presidenciales el 7 de octubre para llevar adelante el segundo plan socialista de la nación, que le pertenece sobretodo a la juventud", dijo Chávez, sin hacer ni una sola mención a las elecciones de la oposición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios