Huntsman abandona la carrera para la candidatura republicana

  • El ex gobernador de Utah pide unidad al partido y da su apoyo al favorito, Mitt Romney

El republicano Jon Huntsman, uno de los aspirantes a la candidatura de su partido para las elecciones presidenciales de EEUU, anunció ayer su retirada y dio su apoyo a Mitt Romney, ganador en Iowa y New Hampshire.

En una comparecencia en Carolina del Sur, donde se celebrarán las próximas primarias, acompañado de su familia, Huntsman pidió unidad en torno al candidato que pueda derrotar en noviembre al presidente Barack Obama y "creo que ese candidato es Mitt Romney", dijo. El ex gobernador de Utah y diplomático, que tuvo que afrontar críticas del resto de aspirantes por su tendencia moderada, afirmó que es necesario "seguir adelante juntos" e hizo un llamamiento a "acabar con los ataques de unos a otros en vez de hablar con los estadounidenses".

Huntsman dijo que las elecciones de noviembre serán fundamentales ya que EEUU "no sólo enfrenta un déficit económico, sino también de confianza" que se superará con "ideas audaces", y añadió que el Partido Republicano "es un partido de ideas".

Este abandono de la campaña fue anunciada menos de una semana después de que el ex gobernador obtuviera un tercer puesto en las primarias de New Hampshire, donde había concentrado sus energías electorales y esperaba un buen resultado que consolidara su candidatura. Sin embargo, su campaña no terminó de despegar y aunque dijo que un tercer puesto "nos da un lugar para seguir en la carrera", finalmente decidió que era mejor retirarse.

El político, de tendencia moderada, dio su apoyo a Romney, quien hasta ahora parece ser el aspirante más fuerte tras ganar los caucus de Iowa, el día 3, y las primarias de New Hampshire, siete días después.

La decisión de Huntsman puede ayudar a Romney a conseguir otra victoria en Carolina del Sur porque se espera que reciba la mayoría de los votos del ex gobernador, según dijo el analista Jonathan Karl a la cadena ABC.

Además de Ronmey, se disputan el voto más conservador el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, el ex senador de Pensilvania Rick Santorum y el gobernador de Texas, Rick Perry.

Por su parte, el congresista por Texas, Ron Paul, sigue apelando a su propio electorado, una amalgama de veteranos ultraliberales y jóvenes pacifistas, después de acabar segundo en New Hampshire, lo que consideró un triunfo de la libertad y un desafío a los poderes establecidos encarnados por Romney.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios