Irán libera a la turista de EEUU secuestrada hace un año

  • Sarah Shourd fue acusada por Teherán de entrar de forma ilegal en el país para cometer actos de espionaje

El Gobierno de Irán ha puesto en libertad a Sarah Shourd, una de los tres estadounidenses detenidos hace más de un año acusados de entrar ilegalmente en el país, informó ayer la cadena estatal iraní PressTv.

Según la agencia estudiantil de noticias Isna, el fiscal general de Teherán, Abbas Jafari Dolatabadi, decidió la liberación de la norteamericana después de que fuera depositada la fianza de medio millón de dólares determinada por la Justicia.

Shourd, de 31 años, fue detenida junto a sus compañeros Shane Bauer y Josh Fattal, ambos de 27 años, el 31 de julio de 2009 cuando, según ellos, hacían senderismo en el Kurdistán iraquí y entraron por error en territorio iraní.

Las autoridades iraníes acusaron a los detenidos de haber entrado de forma ilegal en el territorio iraní para cometer actos de espionaje.

El Gobierno de Irán había anunciado el jueves pasado la liberación de uno de los detenidos por la amnistía islámica con motivo de la celebración de la fiesta del fin del Ramadán, el 11 de septiembre. Sin embargo, la liberación de esa persona, cuya identidad no fue revelada, fue posteriormente cancelado.

En medio de la confusión, el fiscal general de Teherán informó el pasado sábado de que Shourd podía ser liberada tras depositar una fianza de 500.000 dólares.

A este respecto, Dolatabadi señaló que la estadounidense no tenía prohibido salir de Irán y, teniendo en cuenta su estado de saludo, podía ser liberada bajo fianza.

"En el caso judicial de los tres ciudadanos norteamericanos hay suficientes razones que muestran su espionaje", agregó Dolatabadi.

El fiscal general también dijo que "los tres norteamericanos no han confesado ser espías y, sin embargo, tenían en sus poder materiales y documentos que muestran que su presencia en Iraq e Irán no era para entretenerse".

El responsable judicial iraní rechazó además que haya relación alguna entre la puesta en libertad del científico nuclear iraní, Shahram Amiri, liberado recientemente por las autoridades estadounidenses, con la de Sarah Shourd.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, celebró la liberación por las autoridades iraníes de la estadounidense, y recordó que en la misma prisión aún hay dos conciudadanos "que no han cometido ningún crimen".

"Estoy muy contento de que Sarah Shourd haya sido liberada por el Gobierno de Irán y de que vaya a reunirse pronto con su familia", dijo Obama en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

"Todos los estadounidenses se unen a su madre, que ha sido tan valiente, y a su familia en la celebración de su muy esperada vuelta a casa", añadió.

El Departamento de Estado aseguró que "no ha pagado nada" por la liberación de Shourd, e indicó que ésta se debe a que "alguien proporcionó las garantías suficientes al Gobierno iraní".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios