Irán prueba con éxito misiles de largo y corto alcance en el estrecho de Ormuz

  • Teherán muestra en un simulacro su capacidad para cerrar la ruta marítima por la que circula un tercio del petróleo mundial.

Comentarios 12

La Armada iraní lanzó este lunes con éxito dos misiles tierra-mar, de largo y corto alcance, y otro tierra-tierra en las maniobras navales que realiza en el Golfo Pérsico, informó el portavoz de los ejercicios, el almirante Mahmud Musavi, en declaraciones a la agencia oficial IRNA. Musavi confirmó el éxito de la prueba con el misil Nasr, de corto alcance y fabricación iraní, sin dar más detalles.

Previamente, el portavoz había anunciado el lanzamiento del misil Ghader, con un alcance de unos 200 kilómetros, diseñado para los objetivos de zonas costeras y capaz de destruir un buque de guerra. Musavi también aseguró que varios "supervisores de países amigos y aliados" habían llegado a Irán para conocer de cerca las actividades de la Marina iraní, según la agencia oficial IRNA. El portavoz no detalla, sin embargo, la procedencia de los supervisores, ni su número.

La Armada iraní comenzó el pasado 24 de diciembre sus maniobras navales, que se llevan a cabo en las aguas del sur del país entre el estrecho de Ormuz y el océano Indico. El domingo, los mandos militares iraníes informaron del lanzamiento con éxito de un misil de alcance intermedio tierra-aire antiradar. Está previsto que, en esas mismas maniobras, la Marina de guerra iraní lleve a cabo un simulacro de bloqueo del estrecho, según anunció Musavi.

Irán se encuentra en medio de una polémica por su programa nuclear, que parte de la comunidad internacional, con EEUU a la cabeza, cree que tiene una vertiente militar destinada a fabricar bombas atómicas, lo que Teherán niega, al afirmar que es exclusivamente civil y con objetivos pacíficos. En este contexto, personalidades de EEUU e Israel han amenazado a Irán con ataques para impedir el desarrollo de su programa nuclear, a lo que Teherán ha contestado que, de producirse, responderá de forma "aplastante". Además de eventuales ataques contra territorio de Israel y las bases y buques de EEUU en la zona, Irán ha dicho que, de sufrir una agresión o sentirse en peligro inminente, cerraría el estrecho de Ormuz, lo que podría suponer un desabastecimiento de crudo en el mundo de consecuencias imprevisibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios