Irán y las potencias se dan tres días más para lograr un acuerdo

  • EEUU justifica la prórroga en que "nos preocupa más la calidad del acuerdo que el reloj"

Irán y las seis grandes potencias prorrogaron ayer una vez más sus negociaciones con la esperanza de poder alcanzar un histórico acuerdo duradero que ponga fin a 13 años de disputa sobre el controvertido programa nuclear de la República Islámica.

"Honestamente, estamos más preocupados por la calidad del acuerdo que por el reloj", resumió la situación la portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Marie Harf. "Sabemos que el tiempo no hará más fácil tomar las difíciles decisiones. Por eso seguimos negociando", precisó en un comunicado.

EEUU, China, Francia, el Reino Unido, Rusia y Alemania, el llamado Grupo 5+1, negocia con Irán desde hace 20 meses para llegar a un acuerdo que limite su programa atómico de forma que no pueda fabricar armas.

Todos los ministros de Exteriores de estos países, menos los de EEUU, Irán y Alemania, se marcharon de Viena con la promesa de regresar en los próximos días.

La jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, que coordina al G-5+1, aseguró que la negociación está en su momento más "delicado" e insistió en que es el momento de llegar a un acuerdo.

Pese las críticas que llegan a Viena desde los "halcones" en EEUU y también desde el Gobierno de Israel, las partes están empeñadas en hacer todo lo posible para alcanzar ese acuerdo, ignorando una y otra vez sus propios plazos estipulados.

Las delegaciones, con sus cientos de diplomáticos y expertos, se encuentran en Viena desde el 26 de junio, entonces con el objetivo de llegar a un acuerdo en cinco días. Pero ante la imposibilidad de superar las últimas diferencias, ese plazo fue alargado por siete días, hasta ayer.

Los principales actores de este drama diplomático, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y su homólogo iraní, Mohamed Yavad Zarif, están en Viena desde hace 12 días y se han reunido una docena de veces, a solas o en grupo.

Los demás responsables de Exteriores han ido y venido, algunos ya dos veces, siempre para unirse a unos intensos debates, que, por ejemplo el lunes, duraron hasta pasada la medianoche.

Por su parte, el ministro ruso, Sergei Lavrov, aseguró que se ha avanzado hacia un acuerdo en algunos de los temas más difíciles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios