El Estado Islámico quema vivas a 43 personas en el oeste de Iraq

  • Las víctimas de Al Bagdadi eran policías y milicianos progubernamentales que llevaban secuestrados más de una semana

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) volvió ayer a mostrar su extrema violencia en la ciudad occidental iraquí de Al Bagdadi con el asesinato de 43 ciudadanos, a los que quemó vivos después de haberlos mantenido secuestrados durante más de una semana.

Una fuente de seguridad dijo que los fallecidos eran en su mayoría policías y miembros de los Consejos de Salvación (milicias suníes progubernamentales) que luchaban contra el EI en Al Bagdadi, situada en la provincia occidental de Al Anbar.

La fuente añadió que las fuerzas de seguridad y milicianos iraquíes, con el apoyo aéreo de la coalición internacional liderada por EEUU que bombardea posiciones del EI en la zona, consiguieron ayer levantar el cerco impuesto por los yihadistas durante más de ocho días a un complejo residencial en esa ciudad.

Añadió que la segunda brigada de la Policía federal de Iraq, así como los milicianos tribales y los voluntarios, llegaron la noche del viernes a Al Bagdadi a petición del primer ministro iraquí, Haidar al Abadi.

Los aviones de la coalición internacional les ofrecieron a estas tropas una cobertura aérea que les facilitó la operación del levantamiento de dicho cerco.

Las fuerzas iraquíes entraron después en el complejo residencial para entregar comida y ayuda humanitaria a sus residentes, estimados en unas mil familias, que sufrían por falta de alimentos, electricidad y servicios.

De momento seguían los enfrentamientos entre los integrantes del EI y las fuerzas iraquíes en los alrededores de esta urbanización, añadió la fuente, que aseguró que las tropas de Iraq no se van a retirar hasta conseguir la liberación total de Al Bagdadi, ocupada por los yihadistas la semana pasada.

Por otra parte, el martes, el grupo terrorista quemó a otras 40 personas en la misma zona de Iraq, aunque esta vez las asesinó primero. Al igual que con los asesinatos de ayer, el EI no difundió un vídeo mostrando sus atrocidades, aunque aquella vez quemó los cadáveres públicamente, en medio de una plaza de Al Bagdadi.

La provincia de Al Anbar está mayoritariamente controlada por los radicales y Al Bagdadi era hasta hace poco uno de los pocas ciudades que permanecía bajo el dominio de las fuerzas del Gobierno iraquí. Sin embargo, el pasado día 13, el Pentágono estadounidense confirmó que esa localidad fue arrebatada al Ejército iraquí por los yihadistas.

EEUU tiene desplegados a 300 militares en la base de Ain al Asad, situada a unos 15 kilómetros de Al Bagdadi.

Es inevitable que estos asesinatos recuerden al vídeo que difundió el EI hace unas semanas, en el que mostraba el asesinato del piloto jordano Muaz Kasasbeh, encerrado en una jaula y quemado vivo. Kasasbeh fue secuestrado por los yihadistas el 24 de diciembre en Siria, cuando se estrelló su avión con el que participaba en el bombardeo de la coalición internacional contra posiciones de los extremistas en ese país.

En las semanas anteriores a la publicación del vídeo se desarrollaron tensas negociaciones entre el EI y el Gobierno jordano, que pidió una prueba de vida del piloto que nunca llegó. De hecho, Ammán acusó al EI de haber asesinado a su ciudadano el 3 de enero, antes de las negociaciones que se sucedieron para liberarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios