Israel asegura que a la familia Asad le quedan "unas semanas" en el poder

  • La Liga Árabe reconoce que siguen los enfrentamientos pese a la presencia de observadores

Los días del régimen del presidente sirio Bashar al Asad están contados y a su familia sólo le quedan "unas semanas" en el poder, dijo ayer el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak.

"A la familia Asad sólo le quedan unas semanas para ejercer el poder en Siria", dijo el ministro ante la Comisión parlamentaria de Relaciones Exteriores y de Defensa, según explicó la portavoz de dicha comisión.

"En la situación actual es imposible prever lo que va a ocurrir después de la caída de Bashar al Asad", agregó. Barak, aliado del primer ministro Benjamin Netanyahu, había estimado recientemente que "la caída de Asad sería una bendición para Oriente Próximo".

Israel está preocupado por la inestabilidad de la situación en Siria debido sobre todo al contencioso sobre la meseta estratégica del Golán ocupada por Israel desde 1967 y anexionada en 1981. Unos 20.000 colonos se han instalado allí en tanto Damasco exige la restitución integral del Golán para formalizar la paz con Israel.

Por otra parte, la Liga Árabe confirmó que en Siria se siguen produciendo enfrentamientos pese a la presencia de sus observadores, según su secretario general, Nabil al Arabi, ante la prensa en El Cairo. "Sí, sigue habiendo disparos y sí, hay tiradores de precisión", afirmó Al Arabi, aunque matizó su descripción destacando que las fuerzas militares se retiraron de varias ciudades. "Espero que todo esto termine".

En una comparecencia emitida por televisiones árabes, Al Arabi destacó que la misión de observadores de la Liga Árabe no está siendo totalmente un fracaso, tal como señalan las críticas expresadas en los últimos días tanto por manifestantes como por el Parlamento árabe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios