La Junta militar birmana convoca los primeros comicios en dos décadas pero sin la oposición

  • La ONU asegura que el proceso electoral persigue consolidar en el poder a los generales

La Junta Militar de Birmania (Myanmar) anunció ayer la celebración de elecciones el próximo 7 de noviembre, las primeras después de dos décadas de férreo control y diseñadas a la medida de los generales para perpetuarse en el poder.

El anuncio se hizo después de que el supersticioso caudillo del régimen, el general Than Shwe, celebrara en Naypyitaw, la nueva capital, una fiesta para recibir a un elefante blanco, cuya reciente captura fue interpretada por la Junta Militar como una señal de buen augurio.

Los vaticinios sobre los resultados que la votación arrojará son diferentes para los gobiernos occidentales, la ONU y los activistas demócratas de este país asiático, que aseguraron que el proceso electoral persigue consolidar en el poder a los militares que desde hace medio siglo sojuzgan Birmania.

Además, la comunidad internacional ha advertido que la exclusión de la líder de la oposición y Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi y de los cerca de 2.000 birmanos encarcelados por motivos políticos, restarán legitimidad a los comicios cualquiera que sea su resultado.

Hasta el momento, casi 40 partidos políticos se han registrado para participar en las elecciones, entre éstos al menos siete liderados por destacados miembros del Gobierno.

Una cuarta parte del total de los 440 escaños que constituirán el Parlamento están reservados a militares en activo, que a su vez gestionarán los ministerios clave de la futura administración. De esta forma, controlarán a los 48 millones de habitantes y los recursos naturales del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios