Kerry advierte que la negociación nuclear con Irán aún puede fracasar

  • El jefe de la diplomacia estadounidense señala que pese a la cercanía del acuerdo, que tiene de fecha límite mañana, "todavía no hemos llegado a donde tenemos que estar en temas difíciles"

El secretario de Estado norteamericano John Kerry advirtió ayer que, aunque la negociación nuclear entre las grandes potencias e Irán está más cerca que nunca de lograr un acuerdo, hay que tomar rápidamente decisiones importantes ya que, de lo contrario, el proceso podría todavía fracasar. "Si se toman decisiones difíciles en los próximos días, y se toman rápidamente, aún podríamos tener un acuerdo esta semana. Pero si no se toman, no lo tendremos", señaló Kerry.

"A lo largo de los últimos días hemos logrado, de hecho, auténticos progresos. Pero quiero ser absolutamente claro con todos. Aún no hemos llegado a donde tenemos que estar en algunos de los temas más difíciles", indicó el jefe de la diplomacia estadounidense a los medios en Viena. "Lo cierto es que, pese a que estoy completamente de acuerdo con el ministro de Exteriores (de Irán) Zarif de que un acuerdo nunca ha estado más cerca, en este punto, esta negociación puede acabar de una manera o de otra", advirtió.

Kerry hizo esta intervención ante las que denominó "especulaciones" vertidas por algunos medios en los últimos días sobre acuerdos parciales en algunos de los temas más espinosos, como el calendario de levantamiento de las sanciones a Irán. "Aún estamos dentro del plazo, lo que es nuestro objetivo. Vamos a ejercer toda la presión posible para lograrlo", dijo Kerry, quien insistió en que el 7 de julio sigue siendo la fecha límite para lograr un acuerdo.

El jefe de la diplomacia estadounidense aseguró que, pese a la cercanía del acuerdo tras 20 meses de intensas negociaciones y a que Estados Unidos quiere una salida negociada, su Gobierno solo aceptará un "buen acuerdo". "Si no tenemos un acuerdo, si hay total intransigencia y falta de voluntad de mover lo que es importante, el presidente (Barack) Obama siempre lo ha dicho, estamos listos para marcharnos (de la mesa de negociaciones).

"Nadie quiere eso. Nosotros queremos un acuerdo. Pero queremos un buen acuerdo, sólo un buen acuerdo, no vamos a limarlo por los márgenes sólo para tener un acuerdo", advirtió. El secretario de Estado insistió en que el objetivo es cortar todas las opciones de Irán hacia la obtención de la bomba atómica.

El llamado Grupo 5+1 (China, EEUU, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) negocia con Irán un acuerdo que limite su programa nuclear de forma que no le sea posible desarrollar armas, al tiempo que le permite el uso civil de la energía atómica. A cambio, se levantarían las sanciones internacionales que estrangulan la economía iraní. Se espera que entre hoy lleguen a Viena el resto de ministros de Exteriores de los países que participan en la negociación para unirse a Kerry y a su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif, que llevan manteniendo reuniones bilaterales casi diarias desde el sábado 27 de junio.

Respecto a la llegada de sus colegas, Kerry insistió: "Es el momento de ver si somos o no capaces de cerrar un acuerdo". "En las próximas horas y días vamos a trabajar tan duro como podamos. No vamos a negociar en los medios. Vamos a negociar en privado y con calma. Y cuando llegue el tiempo apropiado, tendremos más que decir", prometió el secretario de Estado de EEUU.

Kerry aseguró que tanto los iraníes como las grandes potencias están "negociando duro". "Pero nuestra esperanza de llegar a un acuerdo que sea justo, que sirva y con el que podamos llevar la cabeza alta y mostrar al mundo que los países pueden acercarse y hacer que pasen cosas. Pero aún no hemos llegado", subrayó.

Mientras, expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) viajaron ayer de Viena a Teherán en un nuevo intento de acordar con Irán las modalidades para esclarecer posibles dimensiones militares del programa nuclear iraní.

Un portavoz del OIEA confirmó el viaje de "funcionarios de alto nivel" a Teherán, mientras que la prensa iraní aseguró que se trata de un grupo de expertos, liderados por el inspector jefe de desarme del organismo, Tero Varjoranta. Esta nueva misión se produce apenas tres días después de que el director general del OIEA, Yuliya Amano, estuviera en la República Islámica, donde se reunió con el presidente iraní, Hasán Rohaní. Tras su visita a Irán, Amano dijo el viernes que aún quedaba trabajo que hacer para llegar a un acuerdo sobre las inspecciones. Sin embargo, el sábado precisó que en caso de plena colaboración iraní sus expertos podrían presentar un informe de aquí a fin de año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios