La Liga Árabe pedirá a la ONU una zona de exclusión aérea sobre Gaza

  • Proponen esta medida para proteger a los civiles. La zona vive la peor escalada de violencia de los últimos dos años.

Comentarios 3

La Liga Árabe decidió este domingo pedir al Consejo de Seguridad de la ONU la imposición de una zona de exclusión aérea "contra la aviación militar israelí para proteger a los civiles de la franja de Gaza". En un comunicado, la organización panárabe informa de que acordó esta medida tras una reunión urgente de sus embajadores permanentes en El Cairo para analizar la escalada de tensión en la franja de Gaza.

En la cita, los representantes decidieron encargar al grupo árabe en la ONU solicitar una reunión urgente del Consejo de Seguridad "para estudiar la agresión israelí contra Gaza y el levantamiento del cerco por parte de Israel para imponer una zona de exclusión aérea contra la aviación israelí para proteger a los civiles".

La nota agrega que la Liga Árabe también resolvió pedir "a la ONU, el Consejo de Seguridad y al Cuarteto (para Oriente Medio) que asuman sus responsabilidades para detener la permanente agresión israelí y las masacres, y para que ofrezcan protección internacional al pueblo palestino en Gaza".

Asimismo, los embajadores permanentes urgieron a que "se tomen todas las medidas necesarias" para detener las agresiones de Israel y reiteraron "la necesidad de levantar el cerco sobre Gaza y de abrir los pasos fronterizos".

Además, expresaron su satisfacción por la iniciativa del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, para poner fin a las divisiones entre los palestinos y lograr una reconciliación nacional.

El jueves pasado, el disparo un cohete anti-carro desde Gaza contra un autobús escolar israelí, donde resultaron heridos un menor y el conductor, desató la peor ofensiva de Israel en la franja en los dos últimos años.

Además de causar casi una veintena de muertos, los bombardeos han dejado medio centenar de heridos en la franja, donde no se registraba una espiral de violencia tan mortífera desde la operación Plomo Fundido, que entre finales de 2008 y principios de 2009 se cobró la vida de 1.400 palestinos y trece israelíes.

Tras este aumento de la violencia, las milicias palestinas en Gaza se pusieron de acuerdo para respetar un alto el fuego con Israel, según fuentes del movimiento islamista Hamás, que controla la franja. Por su parte, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, declaró hoy que Israel estaba dispuesto a un alto el fuego con las milicias palestinas de Gaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios