Livni sugiere que no se unirá a un Gobierno liderado por Netanyahu

  • "Ya he sido número 2 y desde esa posición no seré capaz de hacer avanzar ningún proceso", manifestó la presidenta del partido Kadima.

La presidenta del partido centrista Kadima, Tzipi Livni, sugirió que rechazará sumarse a un ejecutivo que esté liderado por el jefe del partido conservador Likud, Benjamín Netanyahu, con mayores opciones de formar gobierno. "Ya he sido número 2 y desde esa posición no seré capaz de hacer avanzar ningún proceso", manifestó Livni en una conversación con allegados.

Livni se refería a su desempeño como viceprimera ministra en el actual Ejecutivo encabezado por Ehud Olmert, quien pese a su dimisión en septiembre ha seguido en el poder, en parte debido a la incapacidad de la líder del Kadima de formar gobierno en octubre pasado.

Otros responsables del entorno de la jefa del Kadima, formación que obtuvo 28 escaños parlamentarios en las elecciones celebradas el pasado martes, uno más que el Likud, hicieron declaraciones similares durante el fin de semana hebreo, que concluyó anoche. "O (formamos parte de) una coalición de rotación o nos vamos a la oposición", manifestaron esas fuentes, antes de destacar: "No nos sentaremos en un gobierno derechista bajo el liderazgo de Netanyahu".

Por su parte, el primer ministro saliente exhortó a Livni a convertirse en oposición en lugar de sumarse a un gobierno con Netanyahu, informó la prensa local. Según Olmert, si Livni decide seguir su recomendación estará en mejor posición de lograr una victoria al frente del Kadima de cara a los próximos comicios, una vez que caiga un eventual ejecutivo de Netanyahu. La propia Livni es partidaria de integrar la oposición en caso de fracasar sus intentos para formar una coalición parlamentaria, posición que apoyan numerosos miembros de la formación centrista que lidera.

A raíz de la sugerencia de Olmert a Livni, el Likud, que en principio cuenta con mayores posibilidades para consolidar una mayoría derechista en el Parlamento, ha exhortado a Kadima a sumarse a un ejecutivo junto a Netanyahu. "Es una lástima que Livni no deje a un lado razones políticas nimias y considere los intereses nacionales como su máxima prioridad", afirma el Likud en un comunicado.

Fuentes del partido derechista dijeron que Netanyahu tiene previsto llamar a Livni a formar parte de su coalición inmediatamente después de que el presidente del Estado, Simón Peres, le encargue formar gobierno, informó la radio pública. Asimismo, Olmert mantendrá consultas con Netanyahu antes de tomar una decisión final sobre un eventual canje de prisioneros con el grupo islámico Hamás para lograr la liberación del soldado israelí Guilad Shalit, capturado en junio de 2006.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios