Londres ultima una "señal contundente" para Siria

  • El Ministerio de Exteriores británico apunta que está trabajando con sus aliados para que Al Asad frene la matanza de civiles. Francia descarta intervenir sin una resolución de la ONU.

El presidente sirio, Bachar al Asad, debe responder a las demandas legítimas de sus ciudadanos con una "reforma inmediata y auténtica" en lugar de ejercer una "represión brutal", dijo el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague.

El responsable del Foreign Office condena en un comunicado "totalmente" la represión ejercida por el Gobierno sirio contra los manifestantes este fin de semana.

"Condeno absolutamente cualquier tipo de violencia y los asesinatos perpetrados por las fuerzas de seguridad sirias contra civiles que expresan sus puntos de vista en protestas pacíficas", dice Hague.

El ministro confirma que el Reino Unido trabaja con sus aliados internacionales para enviar "una señal contundente" al presidente sirio para que frene la violencia contra los civiles.

Según el titular de Exteriores, Asad "debería ordenar a sus autoridades a mostrar contención y responder a las exigencias de su gente con una reforma inmediata y auténtica, no con una represión brutal".

"Las palabras no son suficientes: la Ley de Emergencia debe ser levantada en la práctica y se deben cumplir las aspiraciones de la gente", apunta.

Hague pide a las autoridades de ese país que "respeten" el derecho de sus ciudadanos a expresar sus opiniones con libertad y recuerda que los manifestantes "deben ser protegidos, no atacados".

Según el titular británico de Exteriores, la estabilidad de ese país "no sólo importa a los ciudadanos de Siria, sino a toda la región" y añade que la reforma es el único camino hacia esa estabilidad.

París y Roma descartan intervenir sin resolución de la ONU

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, pidieron a las autoridades sirias que pongan fin a la "represión violenta" de manifestaciones pacíficas.

Ambos mandatarios hicieron este llamamiento en una rueda de prensa conjunta tras la cumbre bilateral celebrada en Roma para abordar la oleada migratoria que ha recibido Italia en lo que va de año.

"Hemos hablado y estamos muy preocupados por el desarrollo (de los acontecimientos) que hemos verificado en estos países", donde se han registrado numerosas víctimas, señaló Berlusconi, que pidió a todas las partes implicadas en el conflicto que "actúen con moderación".

Asimismo, señaló que renuevan "la invitación" a las autoridades sirias para que den paso "inmediato" a las importantes reformas que han anunciado.

Por su parte, Sarkozy, que fue interpelado sobre la posibilidad de intervenir en Siria, recordó que las intervenciones en países como Costa de Marfil y Libia estuvieron precedidas por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU al respecto.

Así, el presidente francés señaló que es necesario esperar a una medida de este tipo, aunque precisó que no es algo fácil.

Con respecto a la situación que se vive en el país árabe, manifestó que "no es aceptable" y subrayó que se trata de "un cambio histórico" y que Francia está "al lado" de los pueblos árabes que aspiran a obtener la democracia y libertad.

"Eso no significa -puntualizó- que Francia pueda intervenir en todas las partes del mundo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios