Lukashenko anuncia el arresto de los autores del atentado de Minsk

  • El líder bielorruso ordena buscar al instigador entre la oposición, que teme una ola de represión

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, anunció ayer que los sospechosos detenidos confesaron su participación en el atentado que dejó 12 muertos el lunes en Minsk y ordenó buscar al instigador interrogando a la oposición, que teme una ola de represión.

"El crimen fue dilucidado a las 05:00, confesaron", declaró Lukashenko a la televisión, poco después del anuncio del fiscal general del arresto de dos sospechosos en la investigación sobre el atentado en el metro de Minsk, que dejó unos 190 heridos. "Los sospechosos confesaron su participación no solamente en el atentado del metro, sino que también tienen sobre su conciencia los atentados cometidos el Día de la Independencia (en 2008 en Minsk) y en Vitebsk (en 2005 en el este del país)", declaró Lukashenko.

Estas dos explosiones, que sólo causaron heridos, habían sido atribuidas a grupos nacionalistas por las autoridades, sin que la investigación desembocara en condenas.

El jefe de Estado, que dirige con puño de hierro la ex república soviética desde hace 16 años, arremetió luego contra la oposición. "Ordené examinar todas las declaraciones de las figuras políticas" en Bielorrusia, dijo. "Buscamos cómplices e instigadores. Estas figuras de la supuesta quinta columna podrían mostrar sus cartas e indicarnos quién es el instigador", añadió. Lukashenko usó varias veces en el pasado la expresión "quinta columna", con la que designa el presunto complot de la oposición y los occidentales contra él.

El opositor Ales Mijalevitch declaró ayer en Praga que temía una nueva ola de represión tras el atentado. "La presión sobre la oposición será aún peor", estimó Mijalevitch, que se beneficia de asilo político en la República Checa tras haber huido de su país en marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios