Lukashenko confirma la detención de los autores del atentado de Minsk

  • Los dos detenidos confesaron el acto terrorista en el metro y también los atentados cometidos en el Día de la Independencia (2008) y también en la ciudad de Vítebsk.

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, confirmó este miércoles la detención de los presuntos autores del atentado terrorista con bomba perpetrado el pasado lunes en el metro de Minsk.

"Hoy, a las 5 de la mañana el crimen ha quedado esclarecido", afirmó Lukashenko durante una reunión sobre la investigación del atentado terrorista, que dejó 12 muertos y casi 200 heridos, según las agencias rusas.

Lukashenko explicó que los detenidos "confesaron no sólo el acto terrorista en el metro, sino también los atentados cometidos en el Día de la Independencia (2008) y también en la ciudad de Vítebsk".

"Los chekistas (agentes del KGB bielorruso) y la policía necesitaron un día para -a las 9 de la noche- realizar una operación brillante, sin ruido ni algarabía, para apresar a los ejecutores", dijo.

El líder bielorruso añadió: "Lo importante es que sabemos quiénes son, pero de momento, desconocemos con qué objetivo lo hicieron, pero esto se sabrá pronto".

"Es monstruoso, pero es un hecho que estos canallas que cometieron el crimen trabajaban en unas empresas concretas, unos cerrajeros y otros torneros", dijo Lukashenko, quien agradeció efusivamente a las fuerzas de seguridad por su eficacia y a la ciudadanía por su colaboración.

Poco antes, el fiscal adjunto, Andréi Shved, adelantó la detención de dos sospechosos, uno de los cuales, "con alto grado de probabilidad (...) es el autor material" del atentado.

En el vídeo grabado por las cámaras de seguridad del metro "se ve claramente cómo el sospechoso llega a la estación Kupálovskaya, baja a Oktiábraskaya, se le ve en el andén, deja una bolsa en un banco, se marcha de allí manipulando algo en bolsillo de su zamarra, después de lo cual se produce la explosión", dijo.

Y precisó que ambos detenidos son ciudadanos bielorrusos, oriundos de una misma ciudad, "se conocen desde hace mucho tiempo y no tienen antecedentes penales".

Según la investigación, la bomba que estalló en la céntrica estación Oktiábraskaya, de una potencia equivalente al menos a 3 kilogramos de trilita, contenía metralla como bolas de acero, trozos de metal y clavos y buscaba "causar el mayor daño posible".

El atentado se produjo cuando faltaban pocos minutos para las seis de la tarde, en hora punta, cuando la estación Oktiábrskaya, que enlaza las edificios oficiales y las sedes de las principales empresas industriales de la ciudad con los barrios dormitorio, estaba atestada de pasajeros.

Las autoridades bielorrusas decretaron este miércoles día de duelo nacional por las víctimas del ataque terrorista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios