Medvedev admite que Rusia tiene una "democracia imperfecta"

  • El presidente cree que las reformas deben ser graduales para preservar la estabilidad

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, reconoció ayer que Rusia tiene una "democracia imperfecta" y subrayó que las reformas políticas deben realizarse de forma gradual con el fin de preservar la estabilidad del país.

"Tenemos una democracia muy joven, una democracia imperfecta; nosotros hablamos abiertamente sobre ello", señaló Medvedev en una reunión de analistas políticos en la ciudad rusa de Yaroslavl. "En cuanto a nuestro modelo político actual, los cambios deben ser cautos, paso a paso, con el fin de que no se destruya la estabilidad", defendió.

Según Medvedev, Rusia no tiene otra alternativa que la modernización. "No estamos contentos con su ritmo, pero se han logrado algunos resultados", señaló, según la agencia RIA Novosti.

En contraste con el ex presidente Vladimir Putin que dijo que la caída de la URSS en 1991 fue la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX, Medvedev consideró que fue una tragedia para muchos, pero no había alternativa en ese momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios