Elecciones en alemania

Merkel vuelve a ganar las elecciones y la ultraderecha entra en el Parlamento

  • El bloque conservador de la actual canciller consigue el 33,1% de los votos. Los socialistas, segunda fuerza más votada con el 20,5%. Alternativa para Alemania es la tercera fuerza, con un 13%.

Comentarios 4

Los resultados parciales de los comicios generales de este domingo en Alemania confirmaron la victoria del bloque conservador de la canciller Angela Merkel, con clara ventaja sobre sus rivales socialdemócratas, mientras que la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) quedó en tercer lugar.

Según datos de la Comisión Electoral, escrutados 285 de los 299 distritos del país, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller y su hermanada Unión Socialcristiana bávara (CSU) obtuvieron un 33,1%, una caída de más ocho puntos con respecto a las elecciones de 2013 y su segundo peor resultado tras el 31% de 1949.

El Partido Socialdemócrata (SPD), liderado por Martin Schulz, cayó al 20,5%, más de cinco puntos por debajo de las anteriores generales, y encajó así el récord absoluto a la baja de la historia de la formación.

AFD, que en los comicios de 2013 no logró el acceso al Bundestag (Parlamento federal) al quedar unas décimas por debajo del mínimo necesario del 5%, se alzó ahora con el 12,7%.

El Partido Liberal (FDP), formación bisagra tradicional en Alemania que en las anteriores generales tampoco superó el listón mínimo por unas décimas, regresará al Bundestag con un 10,8%.

La Izquierda obtuvo ahora un 9,2%, medio punto más que en 2013, mientras que los Verdes se quedaron en el 8,9 %, asimismo un ascenso del 0,5% respecto a los anteriores comicios.

Estos resultados aún parciales confirman con pocas variaciones las proyecciones de voto difundidas al cierre de los locales por las televisiones públicas.

Dichos datos harían matemáticamente posible una reedición de la gran coalición entre CDU/CSU y SPD que lideró en la pasada legislatura Merkel, pero Schulz ha rechazado esa posibilidad y afirmado que su partido pasará a la oposición.

Tras su reelección para un cuarto mandato, a la canciller le queda la opción de negociar un tripartito con los Verdes y FDP, una alianza inédita a escala federal.

Para ese supuesto se pronostican unas negociaciones complejas por las diferencias programáticas entre los dos socios menores.

De fructificar, se apodaría "Jamaica", en alusión a los tres colores con que se identifican estos partidos -negro para la CDU, amarillo para liberales y verde para los ecopacifistas-, los mismos que la bandera de ese país.

Merkel descartó de antemano toda colaboración con la Izquierda y con AfD, primera formación del espectro ultraderechista que ingresa en el Bundestag desde los años 50.

La participación en estas generales se situó en el 76%, frente al 71,5 % de 2013.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios