Mubarak será interrogado por corrupción y represión

  • El ex presidente egipcio sostiene que es víctima de una campaña de difamación

La Justicia egipcia ordenó ayer interrogar al ex presidente Hosni Mubarak y sus dos hijos, Alaa y Gamal, a partir de las denuncias que les acusan de corrupción y de represión de las manifestaciones que provocaron en febrero la caída del mandatario.

Poco antes, Mubarak salió de un silencio de dos meses declarándose víctima de "campañas de difamación" y desmintiendo tener una fortuna en el extranjero. "No puedo guardar silencio frente a las campañas de difamación y las tentativas de atentar contra mi reputación y mi integridad y la de mi familia", dijo en un mensaje sonoro difundido por Al Arabiya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios