Mueren 21 policías en un ataque suicida contra una comisaría en Afganistán

  • un suicida vestido con un uniforme de las fuerzas de seguridad detonó la carga explosiva que portaba a las 10.00 hora local en la comisaría principal de la ciudad de Trin Kot, capital de Uruzgan

 Al menos 21 policías afganos murieron este lunes y ocho resultaron heridos en un ataque perpetrado por un suicida en un cuartel general de las fuerzas de seguridad en la provincia central de Uruzgan, informó el Ministerio afgano de Interior. 

El jefe de la Policía provincial, Juma Gul Hemat, explicó que un suicida vestido con un uniforme de las fuerzas de seguridad detonó la carga explosiva que portaba a las 10.00 hora local en la comisaría principal de la ciudad de Trin Kot, capital de Uruzgan. 

Aunque el ministerio cifró en un comunicado en 21 el número de muertos y en ocho el de heridos, el jefe policial dijo que murieron 19 personas y otras 20 resultaron heridas. 

Hemat, quien no pudo precisar si el atacante era miembro de la insurgencia talibán, agregó que siete de los heridos se encuentran en estado crítico. 

En el momento del ataque los agentes se encontraban en el interior del edificio para iniciar ejercicios de entrenamiento matinales. 

El instructor policial encargado del entrenamiento encontró sospechoso al atacante y decidió someterlo a un interrogatorio, momento en el que el suicida hizo estallar su carga explosiva. 

Aunque Interior, en un comunicado, cifró en 21 el número de muertos y en ocho el de heridos, el jefe policial los situó en 19 y 20, respectivamente. 

El Ministerio aseguró además que tres personas con chalecos cargados de explosivos fueron detenidos en el distrito de Deh Rahwood, en la misma Uruzgan, poco después de que se registrara el atentado. 

Mientras, un portavoz talibán, Mohamad Yusuf Ahmadi, reivindicó el ataque e identificó al suicida como mulá Abdul Qafar. 

Ahmadi aseguró que 27 policías murieron en el atentado, entre ellos cinco altos cargos, y añadió que el edificio, de nueva planta, ha sido destruido a causa de la explosión. 

Los ataques de la insurgencia talibán contra las fuerzas de seguridad afganas e internacionales son frecuentes en Afganistán, especialmente en el tercio meridional del país. 

Tanto la Policía como el Ejército afgano reciben entrenamiento de las tropas extranjeras, con las que acostumbran a lanzar operaciones conjuntas contra los talibanes. 

El año pasado al menos 5.000 personas perdieron la vida en el país centroasiático a causa de la violencia, según cálculos periodísticos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios