Nisman dio marcha atrás a su petición de detener a Fernández

Las contradicciones sobre la existencia de un borrador de la denuncia de Alberto Nisman contra la presidenta argentina, Cristina Fernández, en el que pedía su detención por encubrimiento de terroristas, ha agravado el escándalo político provocado por la muerte del fiscal.

La Justicia confirmó ayer que en el cubo de la basura de la vivienda de Nisman, donde apareció muerto de un tiro en la cabeza el pasado día 18, se encontraron borradores de la denuncia en los que pedía la detención de la presidenta, del canciller, Héctor Timerman, y del dirigente kirchnerista Andrés Larroque.

Borradores fechados en junio del pasado año y que no figuran en la demanda que finalmente presentó Nisman contra Cristina Fernández, el 14 de enero, por presunto encubrimiento de los sospechosos iraníes del atentado contra una institución judía que dejó 85 muertos en 1994.

La fiscal que investigala muerte de Nisman, Viviana Fein, admitió ayer que se encontraron borradores "con el pedido de detención de la señora presidenta", tal y como adelantó el diario Clarín el pasado domingo, y reconoció que incurrió en un "error de interpretación" al negarlo inicialmente en un comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios