La OTAN mantiene sus planes para salir de Afganistán en 2014

  • Rasmussen confía en que la seguridad de todas las provincias esté bajo control afgano a mediados del próximo año

La OTAN indicó ayer que se plantea transferir el mando de las operaciones militares al Ejército afgano ya en 2013, pese a que 2014 sigue siendo el año oficial en que planea acabar con una guerra de diez años cada vez más impopular en las opiniones públicas occidentales.

El secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, aseguró en una reunión de ministros de Defensa del bloque en Bruselas que "no hay nada nuevo" en las fechas que ahora se ponen de relieve y garantizó que se cumplirá la hoja de ruta elaborada en la cumbre de Lisboa de 2010, que prevé poner fin a la misión de la OTAN en Afganistán en 2014.

Pero la nueva semántica permite a la OTAN destacar que su implicación en los combates será menor antes de que la misión concluya y abre la puerta a eventuales reducciones de efectivos.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, sorprendió a sus aliados al anunciar en enero su intención de retirar el contingente galo en 2013, después de que un soldado afgano matara a cuatro uniformados franceses que le estaban brindando instrucción militar.

Y el asunto volvió a primer plano cuando el secretario estadounidense de Defensa, Leon Panetta, dijo el miércoles que Washington esperaba que el Ejército afgano asumiera en 2013 la responsabilidad de la seguridad en todo el país. La coalición internacional, agregó, pasaría "de un rol de combate a un rol de capacitación y de asistencia".

El cronograma de la transición, que hasta ahora no se había discutido, se definirá en la cumbre de la OTAN de mayo en Chicago.

"Contamos con que el traspaso de las últimas provincias a las fuerzas afganas se lleve a cabo hacia mediados de 2013. A partir de ese momento, (esas fuerzas) estarán en primera línea en todo Afganistán", declaró Rasmussen.

Ese proceso "permitirá a las tropas de la OTAN concentrarse en un papel de apoyo a las fuerzas afganas", destacó el ministro británico de Defensa, Philip Hammond.

"No vacilaremos en combatir en 2014 si fuera necesario", dijo un alto responsable estadounidense, haciéndose eco de la postura de la mayoría de los países de la OTAN.

Algo que confirmó el ministro español de Defensa, Pedro Morenés. "Lo primero que va a primar desde ahora hasta que nos vayamos es la seguridad. Hay un tránsito, una transferencia de responsabilidades, pero eso no significa que durante esa transición no vaya a haber o no pueda haber incidentes importantes, importantísimos, que tendremos que atender con nuestras Fuerzas Armadas allí", declaró.

"Hemos llegado juntos y nos iremos juntos", sentenció su colega francés, Gerard Longuet, en referencia a los temores de otros aliados de que las declaraciones de Sarkozy prefiguraran un retiro anticipado.

Las fuerzas afganas conducen ya el 40% de las operaciones de combate contra los talibanes y tienen a cargo la seguridad de la mitad de la población. Ponerlos al frente de todas las operaciones militares expondría menos a los soldados occidentales, que perdieron unos 2.900 efectivos desde la invasión del territorio en 2001.

EEUU, en plena campaña electoral (igual que Francia) tiene actualmente unos 90.000 soldados desplegados en ese país de Asia central. Ese contingente debe reducirse a 68.000 a fines del verano, dos meses antes de las elecciones en las que el presidente Barack Obama espera obtener un segundo mandato.

El cronograma de retirada es especialmente importante después de que se divulgara en la prensa un informe confidencial de las fuerzas de la OTAN (ISAF), que acusa a los servicios secretos de Pakistán (ISI) de apoyar a los talibanes.

El informe reavivó los temores de que los talibanes retomen el mando del país una vez que se retiren las fuerzas internacionales. Pakistán rechazó airadamente las conclusiones del informe.

Desalojados del poder por la coalición militar internacional encabezada por EEUU, los talibanes poco a poco recuperaron terreno a partir de 2005 mediante una guerra de guerrillas desplegada en al menos las dos terceras partes del territorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios