Obama insta a los africanos a rebelarse contra "el cáncer de la corrupción"

  • El presidente estadounidense termina su visita a Kenia apelando al destierro de las tradiciones injustas, como "considerar a las mujeres ciudadanos de segunda".

Comentarios 1

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, animó este domingo a los africanos a rebelarse contra "el cáncer de la corrupción" para terminar con un lastre que ha impedido el desarrollo del continente. "En África hay muchos países que sufren este problema, y se tolera porque siempre ha estado ahí", dijo Obama en un discurso pronunciado en un polideportivo abarrotado de Nairobi. 

Según el presidente estadounidense, "habrá que tomar decisiones difíciles, pero el progreso requiere enfrentarse con los rincones más oscuros del pasado", por lo que líderes políticos, sociedad civil y ciudadanos deberán trabajar juntos para revertir esta situación. La lucha contra la corrupción sólo será efectiva si hay "leyes duras", pero también "un pueblo que se levante y diga basta", remarcó. A pesar de los evidentes problemas que padece este país a causa de la corrupción, Obama alabó al Gobierno keniano por sus iniciativas para combatirla, como el reciente informe en el que señalaba a políticos de alto nivel que tenían casos pendientes de investigar. 

En el mismo discurso, el presidente estadounidense  aseguró que en el siglo XXI "no hay espacio" para aquellas tradiciones que, en muchas partes del mundo, siguen "oprimiendo" y considerando a las mujeres "ciudadanos de segunda". Obama pidió desterrar las prácticas que violan los derechos de la mujer en todo el mundo. "Alrededor del mundo, hay una tradición de oprimir a las mujeres. No hay espacio para esto en el siglo XXI", censuró. 

La violación de los derechos de las mujeres, con prácticas tan abusivas como la mutilación genital o los abusos, están muy extendidas en Kenia y numerosos países africanos, donde Obama cree necesario luchar por la igualdad de las féminas. "Maridos pegando a mujeres, niños que no van a la escuela, matrimonios forzosos... son tradiciones. Considerar a las mujeres ciudadanos de segunda. Son tradiciones que necesitan cambiar", insistió. 

Según el mandatario estadounidense, las estadísticas reflejan que las comunidades que dan las mismas oportunidades a sus hijas son más exitosas. "Las mujeres instruidas tiene más probabilidades de educar a hijas instruidas", subrayó Obama, conocedor de las tradiciones y situación de la mujer en Kenia, donde nació su padre. "Cada país y cada cultura tiene tradiciones que son únicas, pero sólo porque sea algo del pasado no significa que esté bien", remachó. 

El presidente de Estados Unidos aludió, en este sentido, al debate que se ha suscitado en su país sobre la bandera confederada, la adoptada por los Estados del sur para defender la esclavitud. "Cada vez mas americanos se dan cuenta de que esa bandera debería desaparecer, aunque sea una tradición", ilustró. 

Obama terminará una visita oficial de dos días a Kenia, la tierra natal de su padre, en la que ha inaugurado la sexta edición de la Cumbre Global de Emprendedores y se ha entrevistado con el presidente del país, Uhuru Kenyatta, para negociar acuerdos bilaterales y de seguridad. 

Obama partirá este domingo a la vecina Etiopía, otro aliado clave de Occidente en materia de seguridad pero muy cuestionado internacionalmente en el ámbito de los derechos humanos, para reunirse con líderes locales y de la Unión africana, donde pronunciará un discurso el próximo martes. 

Es la cuarta vez que Obama viaja a África Subsahariana durante su presidencia, aunque la última vez que hizo una gira africana fue en 2013, cuando se desplazó a Senegal, Sudáfrica y Tanzania durante seis días para reforzar el compromiso de EE.UU. con el crecimiento económico y el desarrollo democrático del continente. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios