Obama declara hoy acabadas las operaciones de combate en Iraq

  • El presidente estadounidense hará un discurso comedido tras el error de Bush en 2003

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declarará hoy oficialmente el fin de la misión de combate en Iraq y la transición hacia una estrategia civil. Su alocución será ceremoniosa, bien alejada de cualquier fanfarria o símbolo de victoria que pueda volverse contra él.

Y es que si bien con el fin de las misiones de combate Obama cumple una de sus promesas de campaña y de la propia presidencia, las imágenes de su predecesor, George W. Bush, proclamando a los cuatro vientos el fin de los combates en Iraq a bordo de un portaaviones en mayo de 2003, cuando lo que siguieron a sus palabras fueron años y años de enconada violencia, están todavía demasiado frescas como para caer en la tentación de cantar victoria antes de tiempo.

Siete años más tarde, Obama parece haber aprendido la lección de uno de los más sonados errores políticos -además de estratégicos- de la historia bélica contemporánea. Sobre todo en vista de que los últimos días se ha producido un resurgir de los atentados en Iraq que dejan claro que la situación está lejos aún de estar controlada. Por ello, su discurso será mucho más comedido.

El hecho de dirigirse a los estadounidenses en un "mensaje a la nación" en horario estelar y desde su Despacho Oval -algo que sólo ha hecho en una ocasión anterior, con motivo de la devastadora marea negra en el Golfo de México- concede el grado justo de ceremoniosidad y relevancia, pero a la par austeridad, con que la Casa Blanca quiere marcar este acontecimiento.

Previamente, durante la mañana viajará a Fort Bliss, Texas, para reunirse con soldados, a quienes también se dirigió en su discurso semanal radiado del pasado sábado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios