Olmert califica de "guerra" la lucha entre el Ejército judío y los milicianos

  • El primer ministro israelí promete dar fin a los disparos de cohetes desde Gaza

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, prometió ayer llevar a cabo una "guerra" en la Franja de Gaza para frenar los disparos de cohetes de milicianos palestinos contra el sur de Israel, pese a las advertencias de los dirigentes palestinos de que las operaciones militares judías podrían perjudicar el proceso de paz.

Olmert hizo estas declaraciones poco después de un ataque aéreo israelí contra un vehículo en el norte de la Franja en el que murieron un miliciano palestino y su mujer. En los dos últimos días, los milicianos han disparado unos 70 cohetes contra Israel.

"En el sur está en curso una guerra, cada día, cada noche", afirmó Olmert. "No podemos y no toleraremos estos disparos incesantes contra ciudadanos israelíes (...), así que seguiremos operando, con sabiduría y audacia, con la máxima precisión que nos permitirá alcanzar a aquéllos que quieren atacarnos", explicó. "Los más osados y valientes de nuestros soldados y miembros de los servicios de seguridad están participando. Esta guerra no cesará", aseguró, prediciendo que la presión militar israelí forzará la interrupción de los disparos de cohetes.

Olmert, que dijo que Israel quiere evitar perjudicar a civiles palestinos, no indicó si ordenará una operación terrestre a gran escala en la Franja.

La Autoridad Nacional Palestina ha condenado las operaciones israelíes en Gaza y la detención de milicianos en Cisjordania como "un bofetón en la cara" a los esfuerzos de George Bush para alcanzar un acuerdo de paz antes de fin de año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios