El mulá Omar apoya el diálogo pero justifica el uso de la fuerza en Afganistán

El líder de los talibanes afganos, el mulá Mohamed Omar, se refirió ayer por primera vez desde el inicio de la guerra en Afganistán en 2001 a la posibilidad de realizar "esfuerzos políticos" para alcanzar la paz con el Gobierno en el país asiático.

Unas declaraciones que cobran especial relevancia al producirse una semana después del primer encuentro oficial entre los insurgentes y una delegación del Gobierno afgano, celebrado en Pakistán, y que supone el preámbulo a las negociaciones de paz.

"Los encuentros e interacciones de paz con los enemigos no están prohibidos (por el islam), lo que está prohibido es desviarse de los nobles ideales del islam", sentenció el mulá Omar en un comunicado difundido con motivo del fin de la festividad musulmana de ramadán.

El líder talibán remarcó, sin embargo, que "los esfuerzos políticos y la vía pacífica" no excluyen el empleo de la fuerza armada para obtener el objetivo último: la expulsión de las fuerzas "invasoras" de Afganistán y la implantación de un estado islámico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios