Opositores denuncian a Fernández por encubrir la muerte del fiscal Nisman

  • Parlamentarios acusan a la presidenta argentina de obstruir la investigación del "crimen" y descartan el suicidio

Varios parlamentarios de la oposición denunciaron ayer a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento de la muerte del fiscal encargado del caso AMIA Alberto Nisman, que los denunciantes no dudan en calificar como un "crimen", y por obstrucción de la investigación.

La denuncia fue presentada ayer en los tribunales con las firmas de la diputada Elisa Carrió y su colega Fernando Sánchez, ambos de la opositora Coalición Cívica ARI, y se hace extensiva, además, al secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández; al jefe del Ejército, César Milani, y a la procuradora (fiscal) general, Alejandra Gils Carbó.

La denuncia es por presunto encubrimiento en el caso abierto por la muerte de Nisman, por supuesta inteligencia ilegal, intromisiones graves en el desempeño del poder judicial, omisión de denuncia y asociación ilícita para la comisión de estos presuntos delitos.

Según el escrito presentado ayer ante el juez Norberto Oyarbide, "desde el poder ejecutivo se ha alterado de hecho el orden constitucional, mediante la implantación de pistas falsas".

Alberto Nisman, fiscal especial para la investigación del atentado contra la mutua judía AMIA, en el que murieron 85 personas en 1994, murió en su domicilio de un tiro en la cabeza el 18 de enero, cuatro días después de denunciar a la presidenta argentina por presunto encubrimiento de los sospechosos iraníes del atentado.

Las circunstancias de la muerte aún no se aclararon pese a que la investigación, plagada de confusiones y contradicciones, apunta a que Nisman murió por un disparo realizado a no más de un centímetro de distancia con el arma encontrada junto a su cadáver.

En la denuncia se da por sentado que se trató de un asesinato y no de un suicidio y se afirma que "debe investigarse la participación en el crimen del fiscal Nisman de una rama de la Policía federal".

También piden que se investigue "la posible producción de pistas falsas por parte de los investigadores y la existencia de una zona liberada propicia para el homicidio del fiscal".

Y acusan a la procuradora general de no haber preservado la vida de Nisman y de ejercer una "inadmisible presión" sobre la fiscal que investiga la muerte de Nisman, Viviana Fein.

"Tenemos que obligar a la presidenta, bajo pena de investigación penal, que deje de intervenir y direccionar la causa. Ella no es un ciudadano más opinando. Maneja información que no maneja ningún otro", dijo Sánchez. A su juicio, "está contando un cuento que quiere que sea el resultado de la investigación policial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios